Principios indispensables para tener éxito aprendiendo inglés: Constancia, Deseo y Disciplina

#Sumario:

Introducción


¿Cómo le hacen aquellas personas que SÍ logran alcanzar la cima del "Monte Inglés™"?

¿Y cómo se diferencian de los que se devolvieron a mitad de camino (probablemente sin arnés y cayendo a 200 km/h), y de los que sentían entusiasmo por escalar, pero nunca empezaron a hacerlo de verdad?

Y aquellos que sí lograron dominar el inglés, ¿qué tienen de diferente exactamente?

¿Qué es lo que hicieron de especial… o qué comieron, o qué?

Si estás leyendo esto, estoy seguro de que en cierta medida deseas ser parte del grupo de los que SÍ han logrado dominar el inglés (o algún otro idioma que quieras dominar)… sino pos qué haces aquí.

Y a lo mejor deseas saber qué es lo que piensan, y hacen y comen aquellos que sí llegaron a dominar el inglés, para así tú seguir sus pasos, y al igual que ellos, alcanzar el éxito idiomático que anhelas.

Siendo así, a continuación compartiré contigo los principios más importantes que una persona debe seguir para poder llegar a dominar exitosamente el idioma de los gringos, canadienses y guyaneses.

Y además, también tengo la intención de ahorrarte muchísimo tiempo perdido y dolores de cabeza si resulta que para ti en realidad NO es tan importante llegar a dominar el inglés.

Oki doki, sin más preámbulos, pos empecemos. *cracks fingers*

Jaaaaaaaa, geniales mis efectos de sonido en inglés, ¿eh? ¿EH?

Pretty immersive, ¿EHH?

Ehh… ¿no?

Ok, no… *facepalm*

↑ Regresar


Recursos y métodos efectivos para aprender inglés


Los recursos que utilices, y los métodos que sigas, con el objetivo de aprender inglés, son un factor muy importante en cuanto a si tendrás éxito en este proyecto o no.

Si utilicas recursos y métodos poco efectivos, entonces tu progreso será enormemente lento, ¡o hasta inexistente!

Y si usas recursos y métodos que no te gustan, te será mucho más difícil progresar debido a lo desagradable que será para ti cada sesión de aprendizaje de inglés.

La base para tener éxito en el inglés es usar recursos y métodos de aprendizaje efectivos, y que te guste utilizar… o que por lo menos no detestes.

Puedes encontrar información más completa sobre los recursos y métodos más efectivos para aprender inglés en el siguiente artículo:

→ ¿Qué recursos y métodos son los más efectivos para aprender inglés?

↑ Regresar


Constancia – el factor decisivo de tu éxito


He ahí una palabra muy, muy, muuuuuuy extremadamente importante:

Constancia

Si deseas volverte fuerte, de nada te sirve seguir los mejores métodos de entrenamiento físico si solo entrenas dos veces y media al mes.

Si deseas quemar grasa corporal, de nada te servirá seguir los mejores métodos de cocina y alimentación sana, si únicamente los sigues dos veces a la semana.

Y si deseas de verdad volverte muy, muy bueno entendiendo el inglés escrito y hablado, y si deseas más adelante poder expresarte muy bien en inglés, puedes estar muy seguro de que jamás lo lograrás si eres intermitente con tu aprendizaje del inglés, en vez de constante.

Por ejemplo, si lo único que haces para aprender inglés son actividades intermitentes como descifrar videos de Youtube en inglés dos veces a la semana, o ir a una clase de inglés de dos horas los sábados, una vez a la semana…

Entonces con tranquilidad te puedes poner la camiseta negra de Se Habla Español, porque ese será el único idioma que podrás entender y usar durante lo que te queda de vida.

(A menos que sí seas constante con el aprendizaje de un idioma diferente al inglés, claro está.)

Absolutamente de nada te sirve tener a la mano los recursos más interesantes y entretenidos en inglés jamás creados, y los métodos más efectivos para sacarle provecho a esos recursos, si no eres constante con tu aprendizaje.

¿Y qué significa ser constante, exactamente?

En el contexto del aprendizaje de idiomas, ser constante significa:

Realizar tus actividades de aprendizaje todos los días, durante un mínimo absoluto de 1 hora al día (mínimo recomendado de 2 horas).

O, realizar tus actividades de aprendizaje por lo menos cada otro día, dedicandoles un mínimo absoluto de 2 horas al día.

Y claro, si algunos días puedes dedicarle todavía más tiempo a tu aprendizaje, ¡entonces mejor!

Si a tu aprendizaje del inglés le dedicas menos tiempo que los anteriormente descritos, entonces corres el riesgo de que:
  • Tu aprendizaje sea enormemente lento, y te tardes muchos años en progresar
  • ¡O que se te olvide más inglés de lo que aprendes!
Así es: Si te estás preguntando por qué es necesario que seas así de constante con tu aprendizaje del inglés (y el aprendizaje de muchas otras cosas en la vida), la razón resumida es la siguiente:

Tu cerebro naturalmente olvida toda la información que no le repitas, y que no utilices, con la frecuencia suficiente.

Y a su vez, si tú ves / escuchas una pieza de información, y practicas una cierta habilidad, con la frecuencia suficiente, esa pieza de información y/o habilidad se mantendrá dentro de tu cráneo.

Este principio aplica para todos los seres humanos, de todas las edades: Si repites y practicas con atención, y con suficiente frecuencia, una pieza de información o alguna habilidad, entonces con el tiempo la llegarás a dominar.

La única excepción es si tienes un daño físico muy serio en el cerebro – pero si tu cerebro es normal y sano, puedes estar seguro de que este principio también aplica para ti.

Si quieres leer más a fondo, y ver evidencia sobre este tema, puedes buscar artículos en Internet sobre la memoria humana y la repetición espaciada.

¡Los artículos en la página de SuperMemo son muy buenos! Y también recomiendo el libro The Talent Code.

Pero sí, el hecho es que si no consumes y descifras suficiente contenido en inglés cada día, para aumentar tu vocabulario, gramática, y pronunciaciones correctas, no podrás avanzar en tu inglés.

Puedes o quedar estancado en un cierto nivel de inglés, o puede que se te olvide todo lo que hayas aprendido si le bajas demasiado a tus sesiones de aprendizaje.

Y lo mismo se da si deseas mejorar tu habilidad de hablar en el inglés, o tu habilidad de escribir en el idioma – si no practicas con frecuencia…
  • O terminarás estancado
  • O empezarás a perder lo que ya has dominado
Una excelente representación de este principio de "úsalo o piérdelo" es este video por Casey Neistat titulado "Life Explained in 27 Seconds" (la vida explicada en 27 segundos). ¡Dale una mirada!

Aquí tienes una traducción del texto que aparece en el video:

La vida es como caminar en la dirección equivocada sobre una acera móvil.

Camina, y te quedarás en tu lugar.

Quédate quieto, e irás de para atrás.

Para avanzar, debes ir de prisa.

Por cierto: También ten en cuenta que es muchísimo mejor aprender inglés durante 1 hora cada día en una semana, que intentar aprender inglés durante 7 horas un solo día.

Es muchísimo mejor hacer lo primero en vez de lo segundo, principalmente porque es mucho más sostenible, y menos abrumador.

Además, si durante tus sesiones de aprendizaje te encuentras con ciertas palabras y expresiones repetidas, aprenderás esas palabras y expresiones más fácilmente si las trabajas con mayor frecuencia.

En cambio, si solo ves esas palabras y expresiones en tu "aprendizaje de 7 horas en un día", puede que solo las vuelvas a ver a la semana siguiente, y esa falta de frecuencia en repasar esas palabras y expresiones hará que sea más difícil para ti aprenderlas.

↑ Regresar


La importancia de la constancia


A lo bien que la falta de constancia en nuestros proyectos y metas es como una jodida plaga que tiene invadida a la sociedad entera.

… qué, ¿un poquito dramático?

Pero mira que sí es cierto – es un jodido cliché común que nosotros digamos que nos vamos a poner a hacer alguna actividad o proyecto nuevo, y que después de unos meses no hayamos hecho casi nada ni empanada en cuanto a esa nueva actividad o proyecto.

"Ahí sí, que me voy a poner a aprender a tocar guitarra…"

"Ahí sí, voy a aprender a diseñar y programar videojuegos en mi tiempo libre…"

"Ahí sí, voy a empezar a levantarme a las 5 de la mañana todos los días…"

O en mi caso:

"Ahí sí, voy a aprender japonés para vivir en Japón y ver anime sin subtítulos…"

"Ahí no, mejor aprendamos francés para irme a vivir a Quebec…"

"Ahí no, mejor aprendamos esperanto porque está fácil y está bien shhhhhhhhido…"

Ahí sí, ahí no, ahí sí, ahí sí…

*DoubleFacepalm* De acordarme me dan ganas de darle una buena cachetada a mi yo del pasado...


Y ya que hablamos de este tema… no pueden faltar las metas de salud y fitness, ¿no?

"Ahí sí, que a partir de mañana empiezo la dieta pero ahora sí… por decimocuarta vez… pero AHORA sí que sí la empiezo…"

"Ahí sí, ahora si voy a empezar a hacer deporte todos los fines de semana…"

"Ahí sí, me voy a poner ahora sí a trotar todos los días, y levantar pesas cada otro día…"

"Ahora sí, segurísimo, voy a dejar de fumar, ahora sí en serio, ahí sí, ahí sí…"

Jajajajajajajaja… blegh, creo que me voy a enfermar.


Y ni hablar de la gente que hace "resoluciones de año nuevo"… la vergüenza ajena es tan abrumadora que creo que me voy a esconder debajo de mi escritorio.

Esa membresía anual no-reembolsable de gimnasio solo la vas a usar para ir al gimnasio tres días y medio, y después de eso esa tarjetica terminará siendo tu nuevo separador de libros sobre-valuado, o un posavasos de mala calidad.

¿Y esa máquina de ejercicios que viste en uno de esos infomerciales de sábado por la mañana, y que compraste con el poco cupo que te quedaba en tu tarjeta de crédito que porque AHORA SÍ te ibas a poner en forma?

¡Dile hola a tu nuevo perchero "tecno-post-moderno" para colgar la ropa de lavar!

Mira, en vez de botar así el dinero en membresías y máquinas de ejercicio, mejor ahorra ese dinero, o gástalo en mercado, o dónalo a una caridad…

O la mejor opción posible: ¡Dámelo a mí :D! Acepto compras y donaciones y estampillas de comida ayuda plz ;_;


Pero bueno, aunque en muchos casos la mayoría de nosotros somos, como decimos en mi país, "puro tilín tilín y nada de paletas", SÍ existen algunas personas que SÍ logran superan obstáculos como la mediocridad, la pereza, el miedo, entre muchos otros, para cambiar sus hábitos, llevar a cabo sus proyectos, y conseguir sus objetivos.

Algunos sí llegan a tocar guitarra y otros instrumentos musicales.

Algunos gorditos y gorditas se ponen en muy buena forma cumpliendo con sus planes de ejercicio y alimentación más sana.

Otros se ponen más serios con sus estudios y/o proyectos laborales, y logran alcanzar las habilidades y/o ingresos económicos que tanto deseaban.

Créelo o no, ¡algunos inclusive dejan de fumar del todo!

Siiii, fíjate fíjate fíjate fíjate…

Y por supuesto: Otros llegan a aprender de verdad el idioma inglés de verdad.

Y me imagino que tú quieres ser parte de ese grupo élite, ¿o no? El grupo de los que SÍ logran cumplir sus metas idiomáticas.

O como diríamos por estos lares, ¡¡el grupo de los verracos, carajoooo!!

Ehm… ok, ¿entonces en qué se diferencian aquellos que sí tienen éxito, ya sea en el inglés o en cualquier otra área de la vida, de los que se rindieron a mitad de camino?

En términos muy resumidos, los que tuvieron éxito hicieron las cosas correctas… y también las hicieron con constancia.


En el caso de llegar a entender el inglés escrito y hablado, "hacer las cosas correctas" vendría a ser, resumidamente:

Utilizar recursos en inglés que disfrutes usar, Y seguir métodos de aprendizaje sostenibles y efectivos, los cuales te provean toneladas de input comprensible.

Materiales y métodos óptimos – los ingredientes elegidos para crear a la niñita perfecta para llegar a dominar el inglés.

Pero así como poner un montón de ingredientes sobre la encimera de la cocina no va a resultar en que estos se cocinen solos por arte de magia…

Tener en tus manos los mejores materiales, y conocer los métodos de aprendizaje más óptimos que puedas seguir, no te servirá de nada si no utilizas estos elementos con constancia.

Sí, discúlpame por poner tantas veces CONSTANCIA en negrita…

Pero es que de verdad es un concepto jodidamente importante – es el factor que decide tu éxito o tu fracaso en el inglés, dado que tus materiales y métodos de aprendizaje estén en orden.

↑ Regresar


Cómo ser constante en tu aprendizaje del inglés


Oki doki, entonces, si es tu deseo aprender muuuuuy bien el inglés, ¿cómo asegurar que tú tengas el atributo de la constancia (ya es la última vez que lo pongo en negrita, lo prometo), para así no fracasar en tu misión de llegar a dominar el idioma?

Bien, resolver esta cuestión de cómo mantenerte siempre constante… no es tarea sencilla.

Hay que tener en cuenta principios de la psicología humana y el desarrollo personal, examinar los méritos de la Motivación vs. la Disciplina, y también está el debate de si la fuerza de voluntad humana es un recurso limitado, o si su límite depende de tus creencias, etc.

No soy psicólogo ni experto en desarrollo personal, así que más adelante compartiré contigo algunos recursos creados por personas muchísimo más expertas que yo en estos temas.

Creo que esos recursos pueden ayudarte con esto :)

Pero a pesar de no ser un experto, de todas compartiré algunos consejitos que pueden que te ayuden a ser mucho más constante en tu aprendizaje del inglés.

De cierta forma, seguir estos consejos me ayudó con mi propio aprendizaje del inglés, así que probablemente podrán ayudarte a ti también.

Y claro, siéntete libre de poner a prueba y cuestionar estos consejos… o de ignorarlos totalmente, tú decides.

¡Let's get to it!

↑ Regresar


Consejo 1: El inglés NO es tu hobby – es tu proyecto


Para empezar, no trates tu aprendizaje del inglés como un simple hobby, sino como un proyecto de vida que para ti es importante llegar a completar.

Para más información dale una mirada al siguiente artículo:

→ Trata el aprender inglés como tu proyecto, NO como tu hobby

↑ Regresar


Consejo 2: Ten razones fuertes e importantes para ti, para querer aprender el inglés


Como ya he discutido en otros artículos (como aquí y aquí), antes de que si quiera intentes dar los primeros pasos hacia aprender inglés, me parece muy importante que te pongas a pensar y analizar sobre cuáles son tus razones para aprender el idioma.

Se honesto contigo mismo: ¿Qué tan importante es para ti dominar el inglés?

Es muy importante que mantengas siempre en mente tus razones, tu motivación, aquello que deseas mucho poder hacer, pero que no puedes porque no dominas el inglés aún.

Quieres, por ejemplo:
  • ¿Poder ver Y entender shows como The Walking Dead, o Rick and Morty, o Breaking Bad, o muchos otros, en el inglés original, sin usar ningún subtítulo en español?
  • ¿Poder leer Y entender libros en inglés sobre tu área de trabajo, como libros de biología, o de desarrollo de software en Ruby o C++?
  • ¿Poder comunicarte con otros angloparlantes (tanto nativos como no-nativos), usando el inglés escrito, por medio de foros, salas de chat, Skype y Whatsapp?
  • ¿Poder hablar muy bien en inglés para empezar un canal de Youtube, o un podcast, en el idioma?
  • ¿Entre muchísimas otras posibilidades?
¿Y qué tanto deseas poder lograr hacer estas cosas?

En serio, si no lo has hecho aún, tómate un par de minutos para meditar y ponderar sobre esto.

Te recomiendo mucho que pienses sobre esto para no terminar desperdiciando un montón de tiempo intentando aprender el inglés, y que a final de cuentas resulte que en el fondo no te interesa lo suficiente poder hacer actividades en el idioma.

Mira, la cosa es que aunque la carga de aprendizaje del inglés ciertamente puede alivianarse bastante por medio de contenido en inglés que te encante, y métodos de aprendizaje efectivos…

Aprender inglés, y cualquier otro idioma (incluyendo el esperanto), no es tarea fácil – es un proyecto que requiere de constancia (ahh, ¿sí ves que no lo puse en negrita?), paciencia y dedicación.

Si aprender inglés fuera fácil, toda Latinoamérica y España ya sería bilingüe, y este sitio web no existiría, porque pos todos ya dominan el inglés así que pa qué.

Pero pos no es así – aprender muy bien el inglés ES trabajo duro, y por eso es importante que analices si tus metas en el inglés son de verdad lo suficientemente importantes para ti como para embarcarte en este duro proyecto.

Un libro que me gusta de Seth Godin, uno de mis autores favoritos, se llama "The Dip: The extraordinary benefits of knowing when to quit (and when to stick)".

Traducido, el título dice: "El Abismo: Los extraordinarios beneficios de saber cuándo rendirse (y cuándo perseverar)".

Si te interesa, he aquí un video en español que explica este principio… y un video similar en inglés que me gustó, y está mucho mejor.

Pero bueno, resumidamente, en este libro Seth comparte el concepto del Abismo (The Dip) – aquél "lugar" en el que tus esfuerzos te dan menos y menos resultados, hasta llegar a un cierto límite.

Si logras sobrepasar ese límite, tus esfuerzos empezarán a darte mejores resultados gradualmente, y con el tiempo y constancia, ¡lograrás superar ese "abismo"!

El problema es que la mayoría de personas se rinden antes de superar el abismo… a costa de desperdiciar toneladas de tiempo que nunca en la vida podrán recuperar, sin mencionar toda la energía y dinero perdidos.

Y toda esa inversión, durante tanto tiempo, para llegar a tener un nivel de habilidad mediocre en el inglés…

Un nivel que empezarás a perder gradualmente debido a la falta de práctica en el idioma que muy seguramente se dará después de esa desagradable experiencia.

Quiero ayudarte a evitar que pases por eso. Si en el fondo tus razones para aprender el inglés no son lo suficientemente importantes y fuertes para ti, y si NO te visualizas a ti mismo usando el inglés como parte de tu vida diaria una vez lo domines…

Entonces piénsalo bien, ya que tal vez lo mejor para ti sea que NO te pongas a aprender inglés.

Si no tienes el suficiente deseo por el inglés, puede ser mejor que inviertas tu tiempo y energía aprendiendo otro idioma, o aprendiendo una habilidad diferente.

Como lo menciono en este artículo sobre mis 3 razones principales para aprender el inglés, es totalmente posible tener una vida feliz, productiva, y con buenos ingresos, y sin saber inglés.


Ahora, si sí tienes claras tus razones para dominar el inglés, si de verdad deseas poder usar el inglés todos los días en tu vida diaria una vez lo entiendas y lo puedas expresar súper bien, y si inclusive sientes entusiasmo y pasión por lograr esta meta, ¡pues maravilloso!

Porque si vas a embarcarte en esta escabrosa aventura, pues joder, que de verdad valga la pena, y le saques provecho al inglés durante toda tu vida una vez pases por el abismo del aprendizaje, ¿o no?

Mantener en mente tus fuertes razones para aprender inglés definitivamente te ayudará a impulsarte a ser mucho más constante en tu aprendizaje – impulso que no sentirías en lo absoluto si tus razones para aprender inglés no fuesen lo suficientemente importantes para ti…

Razones como aprender inglés "por si acaso", o "para poder pasar ese jodido exámen TOEFL que no me deja graduar, y nada más", no son muy motivantes que digamos.

PERO…

(Uhhh, se puso tenebrosa la cosa jajaja.)

PERO, aunque mantener en mente tus razones fuertes e importantes para aprender inglés puede darte impulsos de motivación, eso NO es el factor más importante para aumentar tu constancia de aprendizaje.

Lo más importante para poder aumentar, y mantener alta, tu constancia de aprendizaje, por encima de cualquier otra cosa, es la disciplina.

↑ Regresar


Consejo 3: La disciplina es la llave maestra del universo


En el mundo del desarrollo personal existe el debate de qué es lo mejor para mantenerse constante en un proyecto – si la motivación, o la disciplina.

Este tema podría llenar un artículo entero – pero por ahora, la siguiente es la versión mega-resumida de lo que he aprendido al respecto:


Primero, tus razones son las que te indican si vale la pena seguir adelante, y seguir luchando por lo que deseas, o no.

Si llegas a dejar de desear llegar a esa meta, analiza muy bien y con cabeza fría cómo te sientes.

Si consideras que tus razones iniciales para luchar por esa meta ya no te importan, y has progresado considerablemente hacia alcanzar esa meta, entonces analiza qué otras razones y beneficios pueden haber para que sigas luchando por tu meta.

Si después de analizarlo con cabeza fría durante varios días llegas a la conclusión de que NO existe ninguna razón ni beneficio lo suficientemente importante para ti como para seguir luchando por esa meta…

Entonces ni modo – ríndete, y empieza a trabajar en lograr una meta diferente.


Ahora, si tu deseo por lograr tu meta se mantiene, entonces debes tener muy en cuenta lo siguiente:

No siempre te sentirás motivado para trabajar y luchar en alcanzar tu meta, a pesar de sentir el deseo de conseguirla.

La motivación es una sensación agradable que de vez en cuando puede alivianar la incomodidad (y a veces el dolor) que inevitablemente sentirás al trabajar en un proyecto.

Pero NO puedes depender de la motivación para seguir adelante, así intentes buscar formas de motivarte diariamente.

Depender de la motivación para trabajar en tu meta es inútil porque la motivación es algo muy efímero y difícil de encontrar.

Lo único que puede mantenerte en el camino, lo único que puede hacerte seguir adelante, seguir luchando, sin importar lo que pase…

Es la disciplina – la capacidad de tomar acción sin importar cuál sea tu estado emocional.

O en otras palabras, la capacidad de trabajar, luchar, y hacer las tareas y actividades necesarias para alcanzar tus metas, sin importar cuanta incomodidad, o inclusive dolor, estés sintiendo.

Todos los seres humanos tenemos esta capacidad – la capacidad de seguir adelante, sin importar qué tanta incomodidad, y hasta dolor mental (no hablo de dolores físicos), estemos sintiendo en el momento.

Y aquellos que resisten la incomodidad y el dolor cuando de verdad vale la pena hacerlo, son los que ganan.


… jajaja, ¿así o más pretencioso el discurso?

Pero sí, así es como lo veo, basándome en lo que he aprendido al respecto durante años de varios fracasos, y éxitos pequeñitos (y muchos más fracasos y tristezas jajaja):

Cultiva el atributo de la disciplina, y alcanzarás la constancia que necesitas en tu aprendizaje del inglés.

Cultiva el atributo de la disciplina, y alcanzarás constancia en cualquier otro proyecto que desees completar.

Cultiva la disciplina, y el jodido mundo es casi tuyo.


Sí sí, muy bonito el discursito pretencioso este, pero sé que tú estás aquí porque quieres consejos útiles y prácticos, y no motivación inútil.

Por lo tanto, te compartiré algunos recursos prácticos donde sujetos muchísimo más exitosos que yo (y con muchísima más autoridad para hablar sobre este tema) hablan sobre la auto-disciplina, y cómo rayos desarrollarla y aplicarla en tu vida.

Así que si para ti es importante mejorar tu disciplina, te recomiendo apartar un poco de tiempo para leer algunos de los siguientes artículos, traducidos al español por mí y albergados en Traducciones Inglesk.

¡Enjoy!

Artículos sobre la auto-disciplina, por Leo Babauta:

Artículos sobre la disciplina, por Steve Pavlina:

Tyler Tervoreen: El balance es para los descoordinados

↑ Regresar


¿Qué hay de la paciencia?


La disciplina es el atributo más importante y decisiva en cuanto a tu éxito en el inglés – si no la cultivas, se te dificultará mucho poder progresar en este proyecto (y cualquier otro proyecto).

Pero la paciencia es otro atributo que es bueno tener y cultivar, sobre todo para proyectos a largo plazo como aprender inglés.

Hablo más sobre la importancia de la paciencia en el artículo sobre cómo armar tu rutina diaria para aprender inglés:

→ Cómo armar tu rutina diaria de aprendizaje del inglés

↑ Regresar


#Resumen


Muchas personas intentan aprender inglés, pero se rinden a mitad de camino y no lo logran.

Si tú deseas aprender inglés exitosamente, y no fracasar en el intento, te recomiendo hacer lo siguiente:

1. Usa recursos y métodos óptimos para aprender inglés. Si no usas recursos y métodos óptimos, te será muy díficl progresar en el inglés, o no podrás progresar.

2. Es indispensable que seas constnate con tu aprendizaje del inglés – es decir, que lleves a cabo tus actividades de aprendizaje con la frecuencia suficiente.

Estimo que la frecuencia suficiente es dedicarle mínimo 1 hora todos los días, o por lo menos 2 horas cada otro día, a tu aprendizaje.

Si algunos días le dedicas más tiempo a tu aprendizaje, pues mejor, porque progresarás más rápido.

Y si le dedicas menos tiempo que los anteriormente recomendados, corres el riesgo de progresar muy lentamente, o de perder tu progreso.

Es posible que pierdas tu progreso en el inglés porque tu cerebro olvida la información que no repasas y usas con la frecuencia suficiente.


Cómo ser constante en tu aprendizaje:

1. Trata el inglés como proyecto, NO como hobby.

2. Ten razones fuertes e importantes para ti, las cuales te hagan desear dominar el inglés.

Si tus razones te dejan de importar, piensa en otras razones importantes que te hagan desear saber inglés.

Si después de pensarlo bien a cabeza fría durante unos días sientes que ya no tienes absolutamente ninguna razón importante para ti para seguir aprendiendo inglés...

Entonces déjalo, y trabaja en aprender algo diferente.

O si desde el principio tus razones no son lo suficientemente importantes para ti, y si tú NO te ves de verdad usando el inglés en tu vida diaria una vez lo domines...

Entonces mejor aprende otro idioma, u otra habilidad.

3. Cultiva el atributo de la disciplina – la habilidad de tomar acción sin importar cómo te estés sintiendo en el momento.

La disciplina es la base primordial de todo proyecto – si no cultivas la disciplina suficiente no podrás aprender inglés, ni completar ningún otro proyecto difícil en tu vida.

¿Cómo cultivar y desarrollar disciplina? Te recomiendo estos recursos:
La paciencia es otro atributo importante, el cual comparto aquí.

↑ Regresar

↓ Tu atención por favor ↓

Si te ha sido útil este artículo / guía en tu aprendizaje del inglés, entonces te pido que por favor invites a tus amigos, familiares y conocidos a que lean este artículo, y/o a que visiten Inglesk.com.

Para compartir este artículo puedes copiar su dirección web (la URL) respectiva, y pegarla en tu muro de Facebook, compartirla en Twitter, enviársela a tus contactos por WhatsApp o por email, etc.

Si fueras tan amable de hacer alguna de estas cosas, eso me ayudaría un montón, y yo te lo agradecería aún más :)