Trata el aprender inglés como tu proyecto, NO como tu hobby

↓ Ir al resumen


Ven, quiero que por favor compartas algo conmigo:

En el fondo de tu figurativo corazón (que en realidad sería tu cerebro, ya que tu corazón solo bombea sangre), ¿qué tan importante es para ti aprender inglés?

No... mejor aún:

¿Qué tan importante es para ti avanzar en el inglés?

¿Para ti, en el fondo, que tanto te importa llegar a poder leer cualquier tipo de texto en inglés sin mayores problemas?

¿Para ti que tanto importa poder entender a cualquier persona que te hable solo en inglés?

¿Que tan importante es para ti poder escribir y hablar en inglés muy bien?

¿Es realmente importante para ti llegar hasta ese punto de dominio en el idioma... o no realmente?

Si realmente lo es, entonces tienes que dejar de tratar el aprender inglés como un simple hobby.

En vez de eso, necesitas tratar al inglés como uno de tus proyectos de vida.

Permíteme explicar a lo que me refiero:


¿Qué es un hobby?


Los hobbies son actividades entretenidas que haces en momentos libres.

Es decir, en momentos en los que no necesitas hacer otras actividades que para ti tienen mucha más prioridad, como tu trabajo, tus estudios, pasar tiempo con tus seres queridos, y otras cosas así.

Cuando todas tus tareas importantes del día están terminadas, cuando no tienes nada más importante que hacer, ahí entran en juego los hobbies para darte algo entretenido que hacer el resto de tu noche.

Tu podrías tratar el inglés como un hobby:

Por ejemplo, a veces, cuando tu lista de tareas finalmente esté vacía y no tengas ganas...
  • Ni de jugar League of Legends (o ajedrez en línea, que se yo)
  • Ni de leer tu novela de ficción para jóvenes adultos (en español, por supuesto)
  • Ni de salir con nadie
  • Ni de practicar con el violín ese que compraste y que solo has agarrado como tres veces y media
... entonces ahí si te sientas frente al computador, abres Firefox y tus diccionarios, y empezar a leer y descifrar artículos y audios en inglés que te llamen la atención.

Si quieres puedes manejar así tu aprendizaje del inglés.

Pero si para ti realmente es importante avanzar en tu inglés, y llegar a un excelente nivel en el idioma tan pronto como puedas, no puedes tratar tu aprendizaje como algo que de vez en cuando haces 'por entretenimiento' cuando no tienes nada mejor que hacer.

Si deseas aprender el idioma, si prácticamente necesitas el inglés en tu vida, no puedes darte el lujo de tratar el aprendizaje del idioma como un simple hobby.


Por que el inglés no debería ser uno de tus hobbies


Si para ti el inglés es importante, entonces fuertemente te recomiendo que NO trates al inglés como uno de tus hobbies por una sencilla razón:

Si tu vida se pone difícil, complicada y engorrosa, así mismo desaparecerán los hobbies de tu vida que más esfuerzo requieran.

Si por ejemplo...
  • Se te dobla la carga de trabajo
  • Si tienes que completar un montón de proyectos para tus estudios
  • Si alguien en tu familia se enferma y debes cuidarlo/a
  • Y si se te juntan muchas cosas importantes que demandan tu tiempo
... cuando llegues a tener alguito de tiempo libre (si es que lo consigues), dudo que optes por agarrar ese maldito violín para practicar, o que te sientes a trabajar en mejorar tu inglés.

En vez de eso, lo más probable es que harás algo menos demandante para 'relajarte', como ver una película, o una serie, o jugar un videojuego...

... todo en español.

Y así, serán demasiado esporádicas las veces que te pongas a entrenar tu inglés.

De hecho, serán tan esporádicas que tu progreso será, o dolorosamente lento, o simplemente nulo, y te quedarás por siempre estancado en un nivel principiante-mediocre en el inglés.


Un hobby es algo que por definición es poco prioritario.

Es algo que haces solo por diversión, cuando estás 'libre' de las cosas que sí son importantes en tu diario vivir.

El problema con eso es que en los hobbies el progreso no es una prioridad.

Lo único que importa cuando tienes tiempo de seguir un hobby o hacer algo por entretenimiento es divertirte, y ya.

Sé que se siente bien progresar en nuestros hobbies – nosotros disfrutamos más aquellas cosas en las que vamos mejorando.

Pero si la vida se pone pesada y no podemos dedicarle tiempo a esos hobbies... meh, no importa.

No pasa nada.

Si no mejoras tus habilidades en el violín (¡en serio, por qué demonios lo compraste! ¡¡AHHHHH!!), o en el fútbol, o levantando pesas, o en el ajedrez, o en tus videojuegos, o bailando, o en lo que sea... no habrá ninguna repercusión negativa en tu vida.

Si, sería rico mejorar en esas cosillas que te gustan, pero ni tu casa ni tus ingresos ni tu supervivencia están en juego si no avanzas en esos campos.

En otras palabras, fracasar en tus hobbies es totalmente inconsecuente.

Pero fracasar en tus proyectos...

Ahhh, eso sí que es algo muy diferente.


Mira, si te pones a pensarlo con cuidado, y resulta que en el fondo para ti NO es prioritario mejorar en el inglés... entonces no hay problema, déjalo como un hobby más si quieres.

Pero si para ti mejorar en el inglés SÍ es importante...

Si tú SÍ necesitas el inglés para hacer cosas que aumentarán tu calidad de vida, pero que no puedes hacer aún porque no dominas el idioma...

Si sientes dentro de tus venas el intenso deseo de poder llegar a usar el inglés naturalmente todos los días de tu vida... entonces NO trates al inglés como si fuera un miserable hobby.

No si quieres de verdad llegar a dominar el idioma, y lograrlo por ahí en un año y medio, no en ocho años.


Así, si para ti llegar a dominar el inglés es una misión importante en tu existir, entonces tienes que ver tu aprendizaje del idioma como tu proyecto.


Hobbies VS. Proyectos


Los hobbies son divertidos.

Seguimos hobbies porque nos dan algún placer, porque nos gustan.

En cambio, un proyecto no es 'divertido' en ese mismo sentido de la palabra.

Sí, tu proyecto debería ser significativo e importante para ti, y lo más probable es que progresar en tu proyecto te de satisfacción.

Y pues tus métodos de trabajo en tu proyecto no deberían aburrirte hasta causarte muerte cerebral, seguro.

Pero los proyectos NO son divertidos como los hobbies, y no tienen por que serlo.


Tú no te embarcas a realizar un proyecto y completarlo simplemente porque te da placer y es divertido yay lalala.

Eso es un hobby.

Tú decides embarcarte en tu proyecto es porque de una u otra forma tu calidad de vida mejorará si tienes éxito en dicho proyecto.

Tú trabajas en tu proyecto, día tras día, mes tras mes, a veces año tras año, no porque "es divertido", sino porque quieres lograr algo en tu vida que para ti es prioritario.

Tú le metes el tiempo y dedicación a un proyecto porque...
  • Quieres obtener una nueva habilidad que te ayudará en otros proyectos futuros
  • O porque quieres incrementar tus ingresos
  • O porque quieres encontrar y atraer a una pareja que hagas feliz y te haga feliz
  • O para mejorar tu salud y vivir más años
  • O para cambiar una situación en tu diario vivir que no soportas más
  • Etc.
Esos logros son recompensas.

Si te embarcas en un proyecto es porque quieres una recompensa – un tesoro en la cima de la montaña.


Recompensa por encima de 'diversión'


En muchos blogs y libros de desarrollo personal que he leído he visto muchas variaciones de la siguiente idea:

"No se trata del destino, ¡se trata del viaje!

No se trata de la meta, ¡se trata de la búsqueda para llegar hasta allá!

Detente de vez en cuando a oler las flores, se feliz, disfruta del viaje, yaaaaaaaaaaaay"

Esa mentalidad está bien para los hobbies, pero NO para los proyectos.

Analiza lo siguiente:

Para mi, un hobby es como jugar un videojuego.

Sí, yo se que jugar videojuegos ES un hobby, ya sé.

Solo déjame explicar la analogía.


Mira, específicamente, un hobby es como un videojuego de aventura o plataformas de un solo jugador, como los de Zelda o Megaman.

Cuando prendes el juego y le pones el nombre a tu personaje (solo no le vayas a poner 'Fuck Me' jajaja), tú no vas a estar pensando algo como...

"Listo, voy a armar mi plan de acción:

Me meteré a este juego durante dos horas al día, de Lunes a Sábado, no me dejaré distraer por pendejadas dentro y afuera del juego, y me concentraré en pasar los 12 niveles tan rápido como pueda.

Vaya, espero terminar con este juego muy pronto... pero bueno, ¡a trabajar!"


No. Eso no pasa.

Tú no te pones a pensar en la gran cantidad trabajo que tienes por delante, ni piensas en terminar lo más pronto posible.

De hecho, tu NO querrás terminar lo más pronto posible.

Tú querrás prolongar el juego tanto como puedas, para saborearlo lentamente y disfrutar hasta la última gota que el juego tiene para ofrecerte.

En un videojuego, en un hobby, tu prioridad es la diversión, y prolongar ese entretenimiento lo más que se pueda.

Tú buscas aumentar el tiempo entre el inicio del juego/hobby y la 'meta' (en el caso del juego, derrotar al jefe final u obtener un 100% de objetivos cumplidos), para así disfrutar del 'viaje' lo más que se pueda.

Y si por alguna razón nunca terminas el viaje... o mejor dicho, nunca terminas ese videojuego...

... no importa.

Tu vida no se verá afectada por eso en ninguna forma.

No habrás perdido ni ganado nada tangible si dejas un videojuego sin terminar.

Únicamente habrás 'ganado' la diversión que habrás experimentado jugando.


En contraste, un proyecto NO es algo que sigues porque quieres 'disfrutar del viaje'.

Jajaja, nada que ver.

Tú quieres completar tu proyecto lo antes posible, llegar a tu meta y recibir tu recompensa tan pronto como realísticamente se pueda, ya que mientras más pronto tengas tu recompensa en tus manos, mejor.

En un proyecto, tu prioridad es llegar pronto y rápido a tu meta.

"Disfrutar del camino" no es el objetivo en ese caso.

Es más, si te fuese posible saltar a la recompensa sin tener que recorrer el camino, eso es precisamente lo que harías.

Mira, seamos honestos.

Tú qué preferirías:

A. ¿Aprender inglés descifrando textos, escuchando contenido en inglés, escribiendo y practicando tu pronunciación, todo eso durante año y medio de trabajo enfocado y dedicado?

O

B. ¿Aprender inglés comprando una memoria BIO-USB que te puedes conectar en la nariz para subir los idiomas que quieras directamente a tu cerebro así todo estilo Matrix?

Haciendo de cuenta que estamos en el año 3427 o algo así, y ya existe una tecnología así...

¿Qué preferirías?

Si para ti el inglés es solo un hobby divertido, lo más probable es que lo aprendas de la forma tradicional para prolongar el proceso y disfrutarlo.

Y si la vida se pone difícil y decides no dedicarle más tiempo a aprender inglés, pues no pasa nada.

Pero si para ti el inglés es un proyecto... pues joder, ¡conseguirías esa memoria cuanto antes!

Sería maravilloso no tener que esperar tanto tiempo para obtener la habilidad que tanto necesitas.

¡Sería woooow, súper chévere, yeeeahhh!

Lastimosamente, aún no venden memorias BIO-USB (o lo que sea que la humanidad llegue a inventar para instalarle mods al cerebro), así que la siguiente mejor opción es:
  • Armar un método de aprendizaje basado en input comprensible
  • Sentarte juicioso a trabajar ese método día a día
  • Mes tras mes
  • Sin dejarte distraer
  • Sin perder un día de entrenamiento
  • Y aguantar el camino hasta llegar al nivel al que quieres llegar en el inglés
No digo que trabajar en tu proyecto tenga que ser un proceso aburridísimo, estresante, ni un infierno.

No me parece justo que sigas un camino que aborreces y que literalmente te hace sufrir solo para alcanzar una recompensa.

Si para aprender inglés usas contenido en inglés sobre temas que te gusten mucho, y métodos que a ti te guste seguir, el camino hacia la fluidez en el idioma será muchísimo más llevadero, y hasta agradable.

Pero no te equivoques:

Aprender inglés NO es divertido, y NO es un juego – no en el sentido en el que si lo son los hobbies.

Repito:

Un proyecto NO es algo que haces por diversión, sino por una recompensa.

Sí, a lo mejor te dará satisfacción el ver que estás progresando en tu proyecto, y si odias los métodos de aprendizaje que estás siguiendo deberías ensayar con otros que te sean más llevaderos.

Pero no se trata de disfrutar la aventura.

Se trata de llegar a tu destino lo más pronto posible.


Cómo convertir el inglés en tu proyecto


Para que tu aprendizaje del inglés pase de ser un simple hobby a todo un proyecto, el primer requisito es ser honesto contigo mismo/a, y ver si en el fondo ves el inglés como algo prioritario para ti:

¿Sí ves al inglés como una habilidad muy importante que necesitas desarrollar en tu vida?

Si haces algo de introspección y percibes que el inglés en realidad no te importa tanto, lo que sigue no te ayudará mucho, ya que estarás luchando contra tu propia corriente.

Pero aún así, pienso que es posible cambiar tu percepción hacia el inglés, y terminar viéndolo como algo importante cuando antes no lo era.

Todo depende de qué surja en tu vida, qué desees hacer en ella, y también en parte depende de información nueva que leas/veas sobre el tema del inglés.

Tal vez leer estos artículos sobre mis razones personales para aprender inglés, y sobre darle una oportunidad al inglés si odias el idioma, podrían hacerte cambiar de parecer :)


Ahora, asumiendo que en las profundidades de tu figurativo corazón SÍ valores el inglés por encima de cualquier hobby, lo que sigue es sencillo:

Simplemente asigna para cada día un periodo de tiempo (como 2 horas, o mínimo 1) que le dedicarás a tu proyecto de aprendizaje, y elimina cualquier distracción y hobby que sea necesario eliminar para poder concentrarte en tu aprendizaje.

Si para ti el inglés es verdaderamente importante, le dedicarás el tiempo que hayas decidido dedicarle cada día, pase lo que pase, llueva truene o llovizne.


Lo que sigue es simplemente determinar un plan de acción para llevar a cabo tu aprendizaje.

Si necesitas ideas sobre qué actividades realizar cada día para mejorar tu inglés, revisa la Tabla de Contenidos.

Luego, ejecuta tu plan de acción cada día.

De nuevo, si de verdad valoras progresar en el inglés, seguirás tu plan de acción sin importar las otras cosas que ocurran en tu vida.


#Resumen


Un hobby no es importante.

Si lo dejas de hacer no hay consecuencias.

Pero si dejas de trabajar en un proyecto, pierdes la oportunidad de lograr algo importante que necesitas/deseas en tu vida.

Un hobby se hace solo por diversión.

Un proyecto se hace NO por diversión, sino porque quieres alcanzar una recompensa importante.

Si para ti llegar a dominar el inglés es verdaderamente importante, trata su aprendizaje como proyecto, no como hobby.

Para que aprender inglés sea tu proyecto, asigna un periodo de tiempo que le dedicarás cada día a tu aprendizaje, sin falta.

Para ver qué actividades hacer cada día para aprender inglés, lee ideas aquí.

↓ Tu atención por favor ↓

Si te ha sido útil este artículo / guía en tu aprendizaje del inglés, entonces te pido que por favor invites a tus amigos, familiares y conocidos a que lean este artículo, y/o a que visiten Inglesk.com.

Para compartir este artículo puedes copiar su dirección web (la URL) respectiva, y pegarla en tu muro de Facebook, compartirla en Twitter, enviársela a tus contactos por WhatsApp o por email, etc.

Si fueras tan amable de hacer alguna de estas cosas, eso me ayudaría un montón, y yo te lo agradecería aún más :)