Competitividad vs. Cooperatividad – ¿Qué es mejor para tu aprendizaje del inglés?

↓ Ir al resumen


Para empezar, aclaremos qué rayos quiero decir con "competitividad" y "cooperatividad":

Ser "competitivo" quiere decir que si llevas a cabo alguna actividad o proyecto, lo haces con la principal motivación de "ganarle" a otras personas que estén (o no…) compitiendo contra ti.

Si eres competitivo, lo que más te impulsa a seguir adelante en tu actividad o proyecto es llegar al primer lugar, ser el número 1, obtener la medalla dorada, y dejar a tu oposición mordiendo el polvo detrás tuyo.

En otras palabras, si eres competitivo, lo que más te impulsa a realizar una actividad es ser superior en esa actividad – demostrar tu superioridad, y ganar.

Por otro lado, ser "cooperativo" significa trabajar en conjunto con otras personas para llevar a cabo algún proyecto en particular.

Si eres cooperativo/a, con gusto ayudarás y le colaborarás a las otras personas que estén esforzándose junto a ti para lograr algún objetivo específico. Y usualmente, estas personas también te ayudarán a ti.

Eso es muy resumidamente lo que quiere decir ser "competitivo" y "cooperativo".

Ahora, si tienes como objetivo aprender muy bien el inglés…
  • ¿En algo puede ayudarte ser competitivo en ese aspecto?
  • ¿De algo te puede servir ser cooperativo en esa área?
  • ¿Es ser competitivo mejor que ser cooperativo, o lo contrario, o ninguna de las dos?
A continuación intentaré darle una respuesta satisfactoria a estas preguntas. ¡Hagámosle!


Competitividad en los juegos


Nota: Puedes saltarte esta sección haciendo clic aquí.

Para empezar, existen personas competitivas en los deportes, los videojuegos, y los juegos de mesa.

Si eres competitivo/a, no importa si juegas fútbol, tenis, Dota 2, Overwatch, ajedrez, Magic the Gathering, o lo que sea – sea cual sea la actividad lúdica que realices, será poco el placer que le sacas a realizar esa actividad como tal.

En su lugar, a lo que sí le sacas placer de verdad es a ganar – a lograr obtener la victoria, el primer lugar, la medalla de oro, por encima de tus oponentes.

Además, para que una persona competitiva se sienta de verdad satisfecha durante algún juego, NO es suficiente con solo ganar – sus oponentes también deben perder.

En otras palabras, si eres competitivo/a, empatar un juego se siente tan mal e insatisfactorio como haberlo perdido del todo.


Si tú eres competitivo en los juegos, y con honestidad puedes decirme que te agrada ser así y lo disfrutas, entonces muy bien por ti, y pues no dejes que nadie te disuada de ser así si de verdad lo disfrutas. You do you.

Pero en lo personal, yo sí me siento contento y aliviado de NO ser competitivo en los juegos.

Me parece muy limitativo, muy estresante, y muy triste, que yo únicamente sienta placer y satisfacción al ganar en un juego, y que no sienta casi placer con solo jugar el juego como tal.

Yo por ejemplo juego videojuegos con mis amigos de vez en cuando, como el juego de peleas Super Smash Bros. Brawl para el Nintendo Wii. Este es un juego competitivo, y en cada partida solo puede haber un ganador.

Sin embargo, aunque el objetivo del juego es ganar (duh), y lógicamente me esfuerzo en el juego para lograr ese objetivo, yo juego porque me divierte el juego en sí – me da placer jugar, y reírme con mis amigos, sea que yo gane o quede en último jugar.

En cambio, una persona competitiva usualmente no le saca placer a jugar como tal, o le saca muy poco placer a esa actividad – normalmente solo le saca placer es a ganar y aplastar a la oposición.

Es por eso que me parece demasiado limitativo y triste ser competitivo en los juegos:

A menos que seas extremadamente hábil en el juego en sí, será rara la ocasión en la que ganes una partida, y por lo tanto, será rara la vez que te sientas contento y satisfecho jugando.

No solo no le sacarás placer a jugar, sino que dependiendo de tu carácter, puede que te sientas triste o resentido por no haber podido ganar – por no haber podido obtener el gusto y satisfacción que deseabas.

Si no eres bueno en un juego, solo te sentirás contento las muy pocas veces que ganes. Y para poder experimentar ese placer más seguido, necesitas practicar bastante para poder volverte extremadamente bueno en ese juego.

¿Toda esa tortura y esfuerzo solo para poder sentirme bien por ser superior a mis oponentes en un juego? Si ese fuera mi caso… no gracias, prefiero no jugar nada.


Competitividad en otras áreas de la vida


Obviamente una persona no solo puede ser competitiva en los juegos, sino en muchísimas otras áreas.

Un ejemplo es una persona competitiva que se interese en el fitness y fisiculturismo, y empiece a entrenar en el gimnasio cada otro día realizando ejercicios de fuerza, usando pesas cada vez más pesadas.

Lo más probable es que para esta persona competitiva, los beneficios de salud del fitness, y la fuerza extra obtenida gracias a todo ese entrenamiento, serán lo menos importante de todo el proceso – serán cosas triviales para esa persona.

En su lugar, esta persona se entrena para poder "ganarle" a otros fisiculturistas – para ser más fuerte que ellos, para poder levantar más peso que ellos, y para tener más músculos que ellos.

Esta persona entrena no para tener fuerza ni salud, sino para ser superior a sus competidores en esa área.

En casi cualquier área puede darse la competitividad, y el aprendizaje del inglés está incluida.

Existen aprendices del inglés que sí, ellos quieren aprender inglés y poder entender y utilizar el idioma y etc.… pero esa no es su principal motivación para sentarse a aprender inglés cada día.

Lo que más motiva a estos aprendices en particular es la competencia – ser superior a sus compañeros de clase, o amigos, o conocidos, que también están aprendiendo inglés.

Estos aprendices competitivos luchan para saber más palabras, dominar más estructuras gramaticales, hablar con mayor fluidez…

Y todo para poder llegar a ser mejores que sus compañeros.

Para ser superiores a ellos.

Para "ganarles".

Para ser el/la número 1, y que todos los demás aprendices dentro de su círculo queden detrás de él o ella en términos de habilidades en el inglés.


De nuevo: Si a ti te agrada ser competitivo, y te sientes totalmente a gusto compitiendo y luchando para ser el/la "número 1", y tener mejores habilidades en el inglés en comparación con otros aprendices que conoces…

Entonces bien por ti. Si ser competitivo te motiva a aprender inglés mejor, y no te molesta ni te hace sentir mal ser así, ¡entonces adelante!

Pero personalmente, si a mí no me gusta la competitividad en el mundo de los juegos, muchísimo menos me gusta en otras áreas del diario vivir.

Me parece estresante, esclavizante, y muy triste luchar para poder sobresalir en algún área de la vida, con la principal motivación de ser superior a otras personas en esa área en particular, en vez de que tu principal motivación sea mejorar tu propia vida.

Por ejemplo, me parece genial invertir horas extra para aumentar tus conocimientos y habilidades, y utilizarlas para obtener un ascenso, encontrar un mejor trabajo, o inclusive crear un negocio, todo con la intención de generar más dinero.

Me parece muy bien esforzarte así con la motivación de mejorar tu propio vivir…

¿Pero esforzarte de esa forma con la principal motivación de ganar más dinero que tus amigos y conocidos, y así poder sentirte superior a ellos y "ganarles"?

Eso a mí de verdad me parece muy triste, y sentiría lástima por una persona así, sin importar las hazañas que logre realizar esa persona.


Competitividad en el aprendizaje del inglés


Pero bueno, en fin: ¿Vale la pena ser competitivo en tu aprendizaje del inglés, o no? ¿Es efectivo ser así?

Como lo analizo, ser competitivo es efectivo únicamente si a ti te gusta ser competitivo.

Si te da placer ser competitivo, si te gusta sentir la adrenalina de tener que esforzarte mucho cada día para superar a tus oponentes, y si le sacas placer a toda esa lucha…

Entonces sí, ahí sí sé competitivo en tu aprendizaje del idioma.

Una forma en la que puedes implementar competitividad en tu aprendizaje es hablar con algunos de tus amigos quienes estén interesados en mejorar su inglés, y ponerse de acuerdo para competir entre ustedes.

Así, puedes coordinar con ellos para competir y ver cuál de todos aprende más inglés durante un periodo de 1 año, por ejemplo.

Pueden establecer algún tipo de examen que deberán tomar al final de ese periodo para determinar quién de ustedes aprendió más inglés durante todo ese tiempo, como el examen de inglés de Duolingo, o que algún nativo angloparlante los juzgue hablando en inglés con cada uno de ustedes.

Para hacer las cosas más interesantes, pueden determinar que los que no ganaron tendrán que sufrir algún tipo de penitencia, como pagarle alguna cantidad de dinero al sujeto en primer lugar.

Y si no tienes amigos que estén dispuestos a competir contigo (ya sea amigos por Internet o amigos con quienes sí te encuentras frente a frente), tienes otras opciones a tu disposición:

Una es "competir" contra personas que conozcas quienes no estén compitiendo contigo.

Si logras aprender muy bien el inglés, sentirás satisfacción al saber que eres muchísimo mejor en esa área que tus familiares, amigos y conocidos.

Otra opción que tienes, si lo que buscas es sentir una presión de dar resultados similar a la que sentirías al estar compitiendo contra otros aprendices, es apostarle a alguien que odies que SÍ lograrás cumplir tu meta.

Una forma muy efectiva de implementar esta idea es usar el sitio web Stickk.com, el cual está disponible en español.

A grosso modo, esta plataforma te permite:
  • Establecer una meta que quieras alcanzar – por ejemplo, dedicarle 2 horas al día sin falta a tu aprendizaje del inglés durante todo un año
  • Ingresar una cantidad de dinero al sistema, la cual se le entregará a una persona o caridad que odias si no alcanzas tu meta
  • Conseguir un árbitro que determinará si sí alcanzaste tu meta o no
  • E inclusive recibir el apoyo de tus amigos y familia para alcanzar tu meta
Si te interesa, puedes darle una mirada a este sitio web siguiendo el enlace anterior.


Ahora, ten MUY en cuenta que todo lo anterior te lo recomiendo únicamente si te gusta ser competitivo, y te agrada y emociona sentir ese tipo de presión para dar resultados.

Pero si en su lugar…
  • No te gusta ser competitivo
  • No te agrada para nada la idea de luchar para superar a otras personas en el inglés
  • Y si preferirías comerte un tazón de escorpiones que apostar contra alguien que sí tendrás éxito en tu aprendizaje del idioma
… pues entonces te tengo excelentes noticias:

Si NO te gusta ser competitivo (como en mi caso), ¡no necesitas serlo!

Puedes estar tranquilo/a, ya que no es ni necesario ni obligatorio actuar de forma competitiva para llegar a aprender muy bien el inglés.


Comparando tu nivel de inglés con el de otras personas


Como se mencionó antes, no solo puedes competir directamente con otras personas, sino que también puedes hacerlo indirectamente.

Es decir, puedes luchar y esforzate para que tus habilidades en alguna área sean superiores a las de otras personas…

Aunque probablemente esas personas no saben (ni les importaría si lo supieran) que tú estás luchando para poder superarlas en esa área.

Así, una parte inevitable de esta competitividad indirecta es ponernos a comparar nuestra situación y habilidades actuales con las de esas otras personas que queremos superar.

Como lo analizo, cuando nos ponemos a compararnos con otras personas, puede que ocurra alguna de las siguientes cosas:

Lo primero (e ideal) que puede ocurrir al realizar esa comparación es que te sientes inspirado/a para alcanzar las habilidades que han alcanzado esas otras personas.

Por ejemplo, si ves que uno de tus amigos ha alcanzado un cargo alto en la compañía en la que trabaja, es posible que al enterarte de ese suceso sientas inspiración para esforzarte tú en obtener un ascenso también, o cualquier otra meta similar.

Enterarte sobre el éxito de otros puede hacerte decir: "Si él/ella pudo lograrlo, ¿por qué rayos no yo? ¡A luchar se dijo!"

Al otro lado del espectro, si te comparas a ti mismo/a con otros puede ser que no sientas inspiración, sino tristeza, rabia e infelicidad.

Puede que te sientas como un/a incompetente comparado con ellos, como una bacteria insignificante e impotente.

En otras palabras, puede que en vez de inspiración sientas pura envidia.

A Theodore Roosevelt se le atribuye la frase: "Comparison is the thief of joy". En español: "La comparación es el ladrón de la alegría".

Él argumentaba que comparar nuestras habilidades, nuestro trabajo, nuestros ingresos económicos, nuestras situaciones de vida, etc. con las de otras personas únicamente sirve para hacernos infelices.

Y yo en una época también pensaba así… pero actualmente que lo analizo mejor, me doy cuenta de que este NO es un principio universal.

Esto se debe a que, como ya se mencionó, es posible sentir inspiración, y deseos de mejorar, cuando comparamos nuestra situación de vida con otras personas.

Lo que veo es que depende de tu forma de ver las cosas, y de tu carácter, si sientes inspiración o envidia hacia una persona que es mejor que tú en alguna área.

Intentaré ser más específico, según lo que analizo sobre esto. Primero:
  • Si una persona es mejor que tú en alguna área
  • Si deseas ser tan bueno como esa persona en esa área
  • Si tú sabes que tienes el control y el poder de esforzarte para llegar a ser tan bueno como esa persona
  • Y si tienes un carácter fuerte, y un ego humilde pero fuerte y robusto
Entonces compararte a ti mismo con esa persona…
  • O te hará sentir inspiración
  • O no te hará sentir nada especialmente bueno ni malo
En cambio…
  • Si una persona vive mejor que tú en alguna área
  • Si deseas vivir tan bien como esa persona en esa área
  • Si sientes que NO tienes ningún control ni ninguna capacidad de lograr tener lo que tiene esa persona
  • Y si además tienes un carácter débil, y tu ego es inflado Y frágil, como un globo
Entonces ahí comparar tu situación con la situación de otras personas te hará sentir infelicidad, rabia, odio, y envidia pura.

He aquí unos ejemplos para ilustrar lo anterior:

Si por ejemplo un amigo tuyo puede correr más rápido que tú, pero tú sabes que con entrenamiento puedes llegar a correr igual o hasta más rápido que él, ver el éxito de tu amigo puede inspirarte para entrenar y correr cada vez más rápido.

O ver su éxito puede que no te haga sentir nada ni muy bueno ni muy malo.

Ahora, si por ejemplo eres una persona que nació ciega, y constantemente te comparas con otras personas que sí disfrutan de su visión…

Pues si tienes un ego frágil, te corroerá la envidia y el odio. Para ti, en ese caso la comparación SÍ es el ladrón de la dicha.

PERO, si por ejemplo eres alguien como Nick Vujicic, quien nació sin brazos ni piernas, pero tienes un carácter y ego humildes pero fuertes, entonces no te llenará de envidia compararte con todos los otros humanos que sí cuentan con sus extremidades.

En su lugar te sentirás bien por esas presonas, te sentirás agradecido/a de que no te ha tocado peor (no eres ciego, etc.), y le sacarás el mayor provecho a tu vida dadas tus limitaciones.


Ahora, siendo que aprender bien inglés en un asunto que está completamente bajo tu control (a menos que tengas una lesión cerebral severa o algo así), lo ideal es que sientas inspiración si comparas tu nivel de inglés al de un aprendiz más avanzado que tú.

Pero si tu carácter es más bien débil, entonces ahí puedes:
  • O trabajar en fortalecer tu carácter (este artículo enlazado es muy bueno, si ignoras las tonterías religiosas)
  • O aplicar el mantra de "La comparación es el ladrón de la dicha", y dejar de comparar tus habilidades con la de otros aprendices

Cooperatividad en el aprendizaje del inglés


Si hacemos una pequeña analogía, el odio es al amor lo que la competitividad es a la cooperatividad.

Cuando eres competitivo, tú objetivo es ganar y tener éxito, Y que las personas que compiten contigo pierdan y fracasen.

Además, en el mundo de la competitividad, en algunos casos te será posible sabotear a tus competidores para evitar que te ganen, y así mismo ellos intentarán sabotearte.

Entenderás a lo que me refiero si alguna vez haz jugado Mario Kart jajaja.

En cambio, cuando eres cooperativo… sí, igual buscas ganar y tener éxito. Pero en vez de sabotear a tus competidores, te esfuerzas junto a tus compañeros para que todos logren ganar y tener éxito.

En el mundo lúdico existen muchos videojuegos con modos cooperativos, como el modo de Subspace Emissary en Smash Bros. Brawl.

E inclusive existen juegos de mesa cooperativos en los que tú y tu grupo de juego luchan para derrotar al juego en sí, como Forbidden Island.

Pero bueno, dejando las geekadas a un lado: ¿Cómo funciona la cooperatividad en el aprendizaje del inglés?

En este caso, ser cooperativo se traduciría en trabajar junto con otros aprendices del inglés para colaborar entre todos, mantenerse motivados entre sí, y ayudarse el uno al otro a mantenerse constantes en su aprendizaje del idioma.

Si eres una persona extrovertida, te gusta socializar, y te consideras lo suficientemente hábil en cuanto a dar consejos y ayudar a otros, ¡entonces ser cooperativo puede serte útil en tu estudio del idioma!

Verás, si tienes amigos y conocidos interesados en aprender muy bien el inglés, algo que puedes hacer es formar lo que se conoce como un "grupo mastermind" con ellos.

Un grupo mastermind de inglés básicamente consiste en que tú y los otros miembros del grupo se reúnan por ahí una vez a la semana (ya sea en persona o por Skype) para:
  • Compartir qué tanto han avanzado todos en su aprendizaje del inglés
  • Compartir consejos y tips que hayan descubierto para facilitar su aprendizaje y/o hacerlo más efectivo
  • Y también compartir problemas que hayan tenido para ver si algún miembro del equipo puede darles solución
Contratar a un tutor de inglés puede ser buena idea para dirigir un grupo así, aunque no es obligación.

Tú puedes formar un grupo mastermind así sea con solo otra persona. Entre tú y ese amigo o amiga a aprendiz pueden actuar como "compañeros del crimen", ayudándose entre los dos para aprender inglés, y motivándose entre sí para mantenerse consistentes en su aprendizaje.

Nota: No te recomiendo practicar conversaciones en inglés con otros aprendices de inglés, a menos que tengan a un tutor experto en el idioma con ustedes, quien corrija los errores que cometan ustedes al hablar.


Si no conoces absolutamente a nadie que esté interesado en formar un grupo mastermind contigo, otra forma de obtener una motivación similar es trabajar con un tutor de inglés que actúe como tu propio "entrenador personal" en el idioma.

Así como un buen entrenador personal, tú puedes pagarle a un buen tutor para que él o ella esté pendiente de tu aprendizaje y te ayude a mantenerte por buen camino.

Un tutor también es un excelente recurso debido a que puedes hacerle preguntas sobre el idioma, puedes pedirle que te aclare dudas, y también puedes pedirle que te traduzca y ayude a entender frases complicadas en inglés.

La clara desventaja es que pagarle a un tutor cuesta dinero, y mientras más sesiones tengas con él o ella, pues más dinero tendrás que desembolsar. En cambio, armar un grupo mastermind sí es gratis.


Ahora, puede que tú no conozcas a ningún aprendiz del inglés que quiera cooperar contigo, y puede que tampoco tengas los fondos para costear sesiones frecuentes con un tutor.

O también puede ser que tú simplemente no quieres estar reuniéndote con gente equis para ponerte disque a hablar sobre lo que hiciste durante la semana para aprender inglés.

Tal vez te parezca re-incomodo ('awkward' en inglés) todo eso, y preferirías mantener privado todo lo de tu proceso de aprendizaje.

Sea cual sea tu situación, te tengo más buenas noticias:

Así como no es necesario ser competitivo en el inglés para aprender bien el idioma, tampoco es obligatorio colaborar con otros aprendices (es decir, "ser cooperativo") para que puedas aprender inglés exitosamente.


Ideas para combinar competitividad y cooperatividad


Primero que todo, tratar de ser competitivo dentro de un grupo mastermind es una receta para el desastre total.

Por ejemplo, si con tu grupo mastermind establecen que el miembro menos hábil en el inglés después de un año debe pagarle una penitencia a los demás miembros del grupo, eso disuadirá a todos en el grupo de ayudarse entre sí.

En vez de eso, los miembros del grupo intentarán buscar formas sutiles de sabotearse entre sí para no quedar en último lugar.

Si decides armar un grupo mastermind, debes tener una mentalidad completamente cooperativa con el resto del grupo, y el grupo NO debe establecer incentivos que promuevan la competitividad (como que los menos hábiles tengan que pagar una penitencia).

Ahora, una forma en la que sí puedes mezclar estrategias competitivas y cooperativas exitosamente es si armas un grupo mastermind, y tu grupo se enfrenta a otro grupo mastermind diferente de aprendices de inglés.

Ambos grupos pueden determinar una condición de victoria, y una penitencia para el grupo perdedor.

Por ejemplo, la condición de victoria puede ser que después de un año todos los miembros de ambos grupos deban tomar el examen de inglés de Duolingo, y que el grupo con el puntaje promedio más alto es el ganador.

Luego, todos los miembros del equipo perdedor deben pagarle una cierta cantidad de dinero a los miembros del grupo ganador.

Así, tú y tu equipo serían tan cooperativos entre ustedes como puedan, pero a la vez los impulsaría la adrenalina competitiva de destrozar al equipo contrario.

Por cierto, todo esto solo son ideas – no me preguntes cómo rayos coordinar todo esto, y cómo imponer legalmente que cuando un equipo pierda SÍ le pague la cantidad acordada al equipo perdedor.

Si haces esto con un grupo de amigos y gente que sabes que SÍ es confiable, entonces lo más probable es que no haya problemas logísticos.

Pero intentar hacer esto con solo conocidos, o compañeros de clase, y gente toda equis ahí… eso sí se me hace demasiado engorroso, y hasta costoso, como para ser práctico en la vida real.


Compite y coopera contigo mismo/a


Mira, sea que tú decidas implementar estrategias competitivas, cooperativas, o ninguna de las dos, es un hecho que tu aprendizaje del inglés depende de ti – depende de tu propia dedicación y esfuerzo.

Aunque las técnicas competitivas y cooperativas que encontraste anteriormente ciertamente pueden ser efectivas, ninguna es necesaria ni obligatoria para aprender inglés.

Si te gusta ser competitivo contra otras personas, entonces hazlo. Y si te gusta ser cooperativo con otros aprendices, hazlo.

Pero si NO te gusta ser ni competitivo ni cooperativo con otras personas, y prefieres mantener tu aprendizaje del inglés reservado y privado…

Entonces sé competitivo y cooperativo contigo mismo/a.

Sé competitivo contigo mismo/a al esforzarte para aprender más inglés, para descifrar más contenido en inglés, y para dominar más palabras, pronunciaciones y estructuras gramaticales.

Sé competitivo/a contigo mismo/a luchando cada día para ser mejor a como eras el día anterior.

Y sé cooperativo contigo mismo/a ayudándote a ti mismo/a.

Ayúdate a ti mismo/a a ser disciplinado/a y auto-suficiente en tu aprendizaje del inglés.

Sé dependiente de ti mismo/a para buscar en Internet los materiales que necesitas para aprender vocabulario, pronunciaciones y gramática en el idioma.

Encuentra tu propia motivación para aprender el inglés, sé amable contigo mismo cuando cometas errores, y se compasivo pero firme si llegas a flaquear en tu rutina de aprendizaje diaria.

En otras palabras: Quiérete, trátate bien, y sé tu mejor aliado.


Para ser dedicado/a y constante con tu aprendizaje del inglés no es necesaria la presión artificial creada por competencia o apuestas, ni tampoco es indispensable los ánimos y colaboración por parte de otros aprendices del inglés.

Todo lo que necesitas es:
  • Un deseo genuino de dominar el inglés
  • Métodos de aprendizaje buenos
  • Materiales de aprendizaje que sean de tu interés
  • Y la disciplina de mantenerte constante con tu estudio
Puedes encontrar más información sobre estos puntos en el siguiente artículo:

¿Quieres tener éxito en tu aprendizaje del inglés, y no fracasar en el intento? Lee esto


#Resumen


Si te gusta ser competitivo, obtener la victoria por encima de tus competidores, y ser mejor que ellos, entonces ser así puede impulsarte a mantenerte constante en tu aprendizaje del inglés.

Puedes por ejemplo, competir con otros aprendices de inglés para ver quién se vuelve más hábil en esta área después de un año.

Una vez pase el año, todos los que compitan deben tomar alguna prueba de inglés, y aquel que saque el puntaje más alto gana. Luego los que perdieron le deben pagar una suma de dinero al ganador.

Y si quieres poner tu dinero en la línea y en riesgo para mantenerte constante en tu aprendizaje, puedes usar un recurso como Stickk.com.

Por cierto: Comparar tus habilidades en inglés con las de otros aprendices mejores que tú debería inspirarte para seguir aprendiendo el idioma con fuerza.

Si en su lugar hacer esas comparaciones te hace sentir tristeza, rabia y envidia, considera mejorar tu carácter, o deja de comparar.


Si eres extrovertido y te gusta socializar, puede servirte ser cooperativo en tu aprendizaje del inglés.

Para hacer eso puedes formar un "grupo mastermind" con otros aprendices - un grupo en el cual ustedes se reúnen de vez en cuando para compartir su progreso, compartir tips y darse apoyo.

Si no conoces a nadie con quien hacer esto, trabajar con un tutor que actúe como tu entrenador personal en el inglés puede funcionar – la desventaja es que un tutor cuesta dinero, mientras que el mastermind es gratis.


Ahora, lo más importante es que si NO quieres, NO es indispensable hacer ninguna de estas cosas competitivas ni cooperativas para aprender bien inglés.

Lo que sí es indispensable es ser auto-suficiente, dedicado/a, recursivo/a, y disciplinado/a.

↓ Tu atención por favor ↓

Si te ha sido útil este artículo / guía en tu aprendizaje del inglés, entonces te pido que por favor invites a tus amigos, familiares y conocidos a que lean este artículo, y/o a que visiten Inglesk.com.

Para compartir este artículo puedes copiar su dirección web (la URL) respectiva, y pegarla en tu muro de Facebook, compartirla en Twitter, enviársela a tus contactos por WhatsApp o por email, etc.

Si fueras tan amable de hacer alguna de estas cosas, eso me ayudaría un montón, y yo te lo agradecería aún más :)