Por qué NO te recomiendo inscribirte en clases de inglés, y qué hacer en su lugar

↓ Ir al resumen


"¿Sabes? Estoy de acuerdo con Dante, quien dijo que los únicos idiomas que deberían ser aprendidos en una escuela son las lenguas muertas."

James Heisig – Autor de Remembering The Kanji


Si fueras a preguntarle a cualquier persona:

"Oye ven, es que quiero aprender inglés.

¿Qué me recomiendas que haga?"

Lo más seguro es que la otra persona te dirá algo como:

"Pffttt, ahí, a ver, ¿en serio? Pues a ver, ¡Métete un una clase de inglés!"

Tomar clases de inglés, ya sea en academia, universidad, o en el extranjero, es considerada la forma por defecto (y para la mayoría de personas, la única forma) de aprender inglés.

Yo no estuve exento de la perpetuación de esa creencia.

En mi infancia me inscribieron en clases de inglés en una conocida academia de inglés de la ciudad de Bogotá.

Durante unos 4 años y medio de mi niñez asistí a esa academia todos los sábados para tener clases de inglés, y también tomé clases intensivas durante cada periodo de vacaciones en esos 4 1/2 años.

En mi adolescencia, antes de viajar a Estados Unidos como estudiante de intercambio, tomé un semestre más de clases de inglés en esa misma academia.

Allí, también tomé otro semestre de clases sobre cómo pasar el TOEFL después de regresar de mi estadía en los States.

Jamás negaré que todo ese tiempo de clases resultó en que yo formara una 'base' en el inglés que luego pude usar para defenderme en Estados Unidos, y poder mejorar mi inglés allá.


Pero eso fue entonces.

Hoy en día, gracias a lo que se actualmente sobre el aprendizaje de idiomas, y gracias al fácil acceso que tenemos a una cantidad tan enorme de recursos que nos ofrece el Internet (recursos que no teníamos apenas en los 90s, por ejemplo), me di cuenta de que para aprender idiomas ya NO necesitamos de clases presenciales.

No solo eso, sino que por si solas, las clases son una forma extremadamente ineficiente de intentar aprender cualquier idioma.

Si me permites unos minutos, te mostraré por qué hoy en día no vale la pena que te inscribas en clases de inglés, ya sean pagas o gratuitas, en una academia, o universidad, o en el garaje de tu vecino, o donde sea.

Y también te muestro alternativas modernas mucho mejores para aprender inglés.

¿Estás listo/a?

Awesome! Sigue leyendo :)


Las posibles ventajas de tomar clases presenciales de inglés


Ventaja 1: Profesores buenos


En todas las clases de inglés que tomé en mi vida (sin contar las clases de inglés de colegio, que honestamente, no cuentan), tuve la suerte de tener muy buenos profesores y profesoras.

Estos profesores en particular eran buenos en su trabajo (o bueno, son - no me consta que se hayan muerto aún mwahahaha).

Pero estas personas no eran buenas solo por sus conocimientos del inglés y habilidades de enseñanza.

Eran buenos porque eran/son personas muy amables, dispuestas a responder tus preguntas, amenos, y hasta graciosos en su forma de enseñar, y en su forma de ser también.

Entre estos buenos profesores incluyo también a mi 先生 (sensei) de japonés en la universidad, un señor muy amable, graciosamente trágico ("No se pureocupen poru mi. Yo ya estoy mueruto, oh", decía en forma bromista), y muy paciente con sus explicaciones hacia nosotros los noobs en el japonés.

Profesores así hacen que te den ganas de que llegue la siguiente clase de idiomas con ellos, lo cual es un logro muy positivo.

Si una clase de idiomas cuenta con un muy buen profesor/a, la experiencia de tomar la clase será mucho más llevadera, y hasta divertida.

Ahora, que una clase tenga buenos profesores es una mejora, pero no es suficiente para salvar a las clases como ambientes eficientes de aprendizaje.

Aún con profesores muy buenos y agradables, las clases siguen siendo un sistema muy ineficiente para aprender idiomas.

Más adelante explico porqué.


Ventaja 2: La 'presión' de cumplir


Otra posible ventaja de inscribirte en una clase de inglés es la presión de cumplir con tu tarea/homework y estudiar (o más bien, hacer 'cramming') para aprobar tus exámenes.

(Nota: 'Cramming' se refiere a la práctica de estudiar tanto como puedas la semana, días, y hasta la noche anterior a un examen para poder aprobarlo.

Esto generalmente resulta en olvidar todo lo que se estudió una vez el examen termina.)

En ese caso, la presión estaría en el 'peligro' de que si fallas te tocaría pagar nuevamente por el curso que tomaste... y que le traerías vergüenza y deshonra a tus familiares y a tus ancestros, que se yo.

Esta presión artificial funciona para algunos (los que dicen que "trabajan mejor bajo presión"), y los motiva a asistir puntualmente a sus clases, a hacer todas sus tareas, y a aprender hacer cramming hasta la médula para aprobar sus exámenes exitosamente.

Ahora, esta presión artificial no funciona para todos los estudiantes.

Por ejemplo, los que son tildados como los estudiantes 'vagos' de la clase no muestran motivación en responder con las actividades asignadas, y a lo mejor ni tienen motivación para realmente intentar aprender algo de inglés.

Tal vez asisten a clases por alguna otra razón, como una exigencia familiar, o un requisito universitario.


Ventaja 3: Interactúas directamente con otras personas


Como lo mencioné antes, la gran mayoría de personas considera que la única forma de aprender un idioma es tomar clases en ese idioma.

Y para los aprendices que sí están al tanto de otros métodos de aprendizaje, considero que la mayoría de ellos prefieren tomar clases por la interacción social y presencial con sus compañeros.

A aprendices así les gusta socializar, tener interacciones más directas con quienes están aprendiendo, y a lo mejor hacer planes tipo "¡Vengan y nos tomamos unas cervecitas!" después de clase con las mujeres y sujetos que lleguen a conocer ahí.

Aprendices así piensan:

"Nooooooo, ¿estar sentado frente a un computador todo el día, y hablar con gente por Skype ahí todo artificial? Huy no, ¡que mamera!"

Es cierto que las clases ofrecen interacciones sociales más directas que usar foros de Internet y Skype para interactuar con otras personas.

Pero la cosa es que si para ti es importante socializar así, hay formas mucho menos restrictivas de socializar que tomar clases, como encuentros organizados por Facebook o Meetup.com.

En encuentros así no tienes que esperar a que se termine la clase para soltarte y hacer lo que sea que quiera hacer tu grupo, y hablar de lo que realmente deseen hablar (todo en inglés, por supuesto).


Ventaja 4: No tienes que investigar ni pensar sobre qué materiales y métodos usar para aprender inglés


Si te inscribes en una clase de inglés, no tienes que preocuparte sobre cómo aprender el idioma o que herramientas usar.

No tienes que averiguar ni investigar nada sobre cómo aprender inglés.

En el currículo designado por tu profesor/a estará establecido todo lo que debes hacer tú y el resto de tus compañeros de clase cada día.

En ese caso no tendrás que preocuparte por cuanto tiempo al día dedicarle a aprender el idioma... lo que veas en clase y las tareas que te pongan a hacer tiene que ser suficiente... ¿¿verdad??.

Así mismo, tampoco debes preocuparte sobre qué actividades hacer para aprender el inglés...

"Leamos el capítulo 9 del libro de texto en clase, y para mañana me hacen todos los ejercicios de la sección 3 del Workbook.

Ojo, el Viernes tenemos examen sobre las clausulas relativas, ¡así que estudien!"

Por lo único que debes preocuparte es por cumplir con lo que se te pide en clase.

Y así, en teoría...
  • Si asistes puntual a la clase
  • Si haces todo lo que pongan a hacer allí
  • Si haces todos tus trabajos para la casa
  • Si estudias para pasar bien todos tus exámenes
  • Si sigues juicioso este sistema durante, que, como unos 6 años (what the...)
La promesa de las academias y clases es que después de todo ese tiempo y trabajo... dominarás el inglés.

Suena bien en teoría. Pero adivina qué.

En la práctica nunca resulta así.

Más adelante explico por qué.

Por ahora, te mostraré algunos aspectos que me parecen problemáticos en las clases de idiomas, pero pues que la verdad no son tan terribles.


Aspectos ligeramente y medianamente problemáticos de las clases presenciales de inglés


Aspecto 1: Los horarios


Es cierto que aprender de forma auto-dirigida te da la mayor flexibilidad en cuanto a qué momentos de cada día dedicarás a practicar tu inglés.

Sin embargo, personalmente, no me parece que tener que cumplir con los horarios de una clase sea un problema mayor.

Para cumplir con tu aprendizaje del inglés, sea que estés intentando aprender en clase, o por tu cuenta, necesitas tener una rutina establecida.

Tú puedes escoger a qué horas quieres tomar la clase, y en algunos casos, puedes tomar tus clases de la semana en horarios diferentes.

Y si algo se te presenta y no puedes asistir a la clase, igual perderías ese tiempo de aprendizaje si estás aprendiendo el inglés por tu cuenta.


Aspecto 2: Tienes que estar físicamente presente donde se dicta la clase


Otro problema de las clases presenciales es que para tomar la clase todos los estudiantes deben estar físicamente presentes en el mismo salón, al mismo tiempo, y en el horario designado en que se realizará la clase.

Para los estudiantes a quienes la clase les quede físicamente cerca de donde viven, estudian o trabajan, pues muy práctico para ellos.

Pero los otros estudiantes que viven lejos de donde se dicta la clase sí tienen que gastar dinero extra en transporte.

O si cuentan con un vehículo, deben gastar extra en gasolina, y además deben conseguir un parqueadero pago donde dejar su vehículo (asumiendo que donde ellos toman sus clases no hay donde parquear).


Aspecto 3: Exámenes y 'cramming'


No hay escuela, universidad ni academia en el planeta que no use exámenes para permitir que sus alumnos progresen en su sistema.

Además, sabemos que la gran mayoría de estudiantes no repasan consistentemente las cosas que van viendo en clase cada día.

Así, cuando un examen se acerca, estas chicas y chicos se queman las pestañas la semana (¡o la noche!) antes del examen para atiborrarse en el cerebro toda la información posible que les ayude a pasar la prueba que viene.

Luego llega el día de tomar el examen, los estudiantes se sientan en sus escritorios temblando, sudando y con la piel de gallina, y una vez les pasan su hoja de examen proceden a regurgitar asquerosamente escribir y resolver frenéticamente sobre la misma todo lo que se atiborraron en la cabeza la noche/semana anterior.

Una vez se termina esta estresante experiencia, estos estudiantes no vuelven a repasar lo que 'cramearon' porque meh, el examen ya pasó así que ya no necesitan repasar eso y pueden descansar un poco.

Y así el ciclo del 'cramming' vuelve a repetirse con cada examen.

Por cierto: Que los estudiantes no repasen NO es culpa del sistema – eso SÍ es pura culpa de cada estudiante.

Son ellos los que no estudian con anticipación, los que no repasan lo que ven en clase para no tener que hacer 'cramming' en primer lugar.

Son ellos los que terminan estresados por no repasar como debieron, y son ellos los que seguirán estresados a menos que decidan repasar metódicamente para nunca tener que hacer cramming otra vez.

Si repasas frecuentemente lo que ves en clase de inglés no tendrás que preocuparte por estudiar para ningún examen – todas las respuestas estarán en tu cabeza.

Yo actualmente ya no recomiendo usar una aplicación SRS para aprender inglés usando el método Inglesk...

Pero SÍ recomiendo mucho usar un SRS para repasar metódicamente la información necesaria para aprobar tus exámenes no solo de idiomas, sino cualquier examen de cualquier clase de escuela o universidad.

Además, si tú decides seguir repasando con constancia lo que veas en clase, así ya hayas tenido un examen sobre esos temas, estarás MUY por delante de la mayoría de tus compañeros.

Y si sigues repasando todo lo que ya viste inclusive después de tu examen final, estarás a años luz de la gran mayoría de personas que toman clases de idiomas en este planeta.


El aprender de forma auto-dirigida tiene una ventaja por encima de intentar aprender por medio de clases:

No tienes que presentar ningún examen académico durante tu proceso de aprendizaje.

En vez de eso, tu estarás examinándote constantemente:

Cada párrafo, cada oración, cada palabra que lees en inglés será un examen.

Si entiendes una oración pues 'pasas' el examen, y continuas leyendo o escuchando.

Si no recuerdas una palabra, 'pierdes' el examen, buscas en el diccionario la palabra que no recordaste, y la averiguas, y ya.

'Perder' un examen no tiene ninguna penalidad en este caso.

Tú simplemente continuas leyendo, escuchando y descifrando contenido en inglés, y ya irás mejorando gradualmente.

Y tu calificación para cada 'examen' de ese tipo es simplemente tu progreso tangible en el idioma, y no un número encima de un trozo de papel.


Aspecto 4: Los exámenes no miden correctamente las habilidades de las personas


En general, las calificaciones en exámenes académicos solo miden que tan bueno eres siguiendo ese sistema académico como tal.

Pero esas calificaciones sobre un papel muy rara vez miden correctamente las habilidades reales de una persona en esa cierta área.

Personalmente, me parece que la mejor forma de evaluar las habilidades de una persona es pedirle evidencia tangible de dichas habilidades.

Por ejemplo, en el caso de los idiomas, yo puedo determinar si una persona tiene un buen nivel de inglés o no si le hago una entrevista enteramente en inglés, y si la otra persona me entiende perfectamente y puede comunicarse claramente conmigo.

También lo puedo comprobar si le pido a esa persona que me lea un texto en inglés o que escuche un audio en inglés, y luego le pido que me resuma y me de su opinión sobre lo leído o escuchado.

En mi opinión, una mejor estrategia que "repasar con constancia todo lo que ves en clase" es NO tener que lidiar con exámenes académicos en lo absoluto.

En vez de eso es mejor re-enfocar toda esa atención en tu progreso real en el inglés.

Si te inscribes a una clase de inglés eso no sería posible, así que... mejor no te inscribas :)


El mayor problema de las clases de idiomas: El currículo


Toda clase cuenta con un currículo:

Una lista de libros, materiales, temas y actividades que se trabajarán en cada día de clase, todo en un orden específico que no puede modificarse (a menos que toda la clase llegue a un consenso), y que todos los estudiantes deben seguir al mismo tiempo y sin excepción.

Que un profesor/a prepare un currículo para ti y el resto de estudiantes suena bien.

Y en muchos casos es mejor que la gente experta en cierta área nos indique y sugiera cómo aprender algo nuevo y qué pasos seguir.

El problema es que en una clase, los métodos y materiales a seguir NO son sugeridos, sino obligatorios.

Si quieres hacer parte de la clase, es obligatorio seguir el currículo tal y como está establecido.

¿No te gusta algún material en el currículo?

¿Preferirías no hacer una actividad que esté allí?

DE MALAS, CABRÓN.

Si quieres aprobar la clase deberás usar los materiales y hacer las actividades que tu profesor/a te diga que debes hacer, sin importar si te interesan o no, y sin importar si en realidad estás aprendiendo algo de inglés usando esos materiales y métodos.

Si haces parte de una clase no tienes la libertad de decidir qué tipo de materiales NO usar y que actividades NO hacer para tu aprendizaje del inglés.

¿Quieres pasar la clase?

Sigue. El. Jodido. Currículo. PUNTO.

Usa tu libro de texto y tu Workbook.

Mira los videos sobre el primer día de Andrea en una universidad de Seattle.

Escucha las grabaciones sobre la entrevista de trabajo de Juan Camilo.

Escribe el ensayo sobre tus vacaciones.

Haz la cartelera en inglés con tu grupo de trabajo.

Y estudia para aprobar tus exámenes.

Y si no te gusta, al fondo a la derecha está la puerta, loser.


Mira, es cierto que aprender inglés requiere esfuerzo, dedicación y tiempo con tus materiales. Por supuesto.

Pero no tiene sentido que te aguantes el hacer actividades y usar materiales que definitivamente no te gustan porque debes, y no se diga más.

Ahí afuera existe un enorme universo de materiales y métodos para dominar el inglés para que pruebes y escojas.

Con tanta variedad no tienes por que conformarte con un método o material que definitivamente no te gusta.

Y si, podrías decir que en su tiempo libre, el estudiante tiene la libertad de usar los materiales y métodos que él o ella quiera... una vez haya cumplido con todo lo que se pide en la clase.

Y digo yo, ¿no sería mejor llenar TODO tu tiempo de aprendizaje con los materiales y métodos que TÚ quieras y decidas usar?

¿No sería mejor eso en vez de aguantarte actividades y libros que no te gustan para cumplir con las demandas de tu clase, y luego ahí SÍ poder hacer y usar lo que quieras para aprender?

Piénsalo.

¿Qué consideras que tiene más lógica?

¿Qué crees que es más manejable?

¿Y qué crees que a la larga te dará mejores resultados en el inglés?


Otro problema del currículo no es solo que es obligatorio, sino que no es personalizable.

El currículo es exactamente el mismo para todos y cada uno de los estudiantes.

Pero la cosa es que todos los aprendices tienen gustos y prioridades diferentes:
  • Unos quieres aprender inglés para armar empresas y hacer negocios
  • Otros quieren aprender para poder acceder a información sobre ciencia y tecnología que no está disponible en español
  • Otros simplemente desean aprender para disfrutar de películas y novelas escritas en inglés
  • Y otros aprenden para cumplir con un requerimiento universitario, y/o sacar su carrera adelante
  • También están los que aprenden para poder dar charlas sobre su área de trabajo en inglés
  • Y etc.
Además, todos aprendemos y nos gusta aprender de formas diferentes:

A algunos les gusta usar tarjetas flash o programas tipo SRS para repasar palabras en inglés, y a otros no.

A algunos les gusta seguir libros de texto para aprender conceptos de inglés, mientras que la mayoría prefiere usar otros tipos de materiales.

A unos les gusta practicar su habla y escritura pronto, y les gusta escribir ensayos y tener conversaciones supervisadas con sus compañeros.

Para otros no es importante expresarse tan pronto, y preferirían enfocarse en entender muy bien el inglés escrito y hablado primero.

Etc.

Que el currículo sea el mismo para todos los estudiantes hace las cosas más fáciles para los profesores, y pues hace que las clases como tal puedan existir.

No hay suficiente tiempo en una clase para que el profesor atienda a cada uno de los estudiantes de forma personalizada.

Y si a algunos de los estudiantes les gusta seguir ese currículo en particular, bien por ellos.

Pero para quienes no les gusten cosas en el currículo, responder con las demandas de la clase se vuelve una fastidiosa lucha cuesta arriba en la que a duras penas se ve progreso en tus habilidades en el inglés.

Eso se vuelve una lucha tan fastidiosa que después de unos años termina resultando es en repulsión hacia cualquier cosa relacionada con aprender inglés.

Lo que me choca mucho de este sistema de currículos y clases es que este sistema está diseñado para beneficiar a los dueños de las academias de idiomas, pero NO a los estudiantes.

Por las razones que ya te expliqué, seguir un currículo obligatorio en clases presenciales es un sistema extremadamente sub-óptimo para aprender inglés.

Por eso, fuertemente te recomiendo que sigas un sistema de aprendizaje donde TÚ puedas elegir qué materiales (tanto gratuitos como pagos) y métodos quieres usar para entrenar tus habilidades.


Las clases no sirven absolutamente de NADA si no repasas ni haces actividades en inglés por tu cuenta


Recuerdo que cuando estuve viviendo en los Estados Unidos tomé una clase especializada sobre servicios de computación y manejo de redes.

Allí tuvimos que hacer actividades como:
  • Formatear discos duros
  • Instalar Windows XP desde ceros en computadores formateados
  • Hacer animaciones sencillas en Flash
  • Configurar una red de computadores
  • Y hasta tuvimos que leer un libro como de 1000 páginas sobre cómo reparar computadores – desde lo básico del procesador y la RAM hasta cómo liberar la electricidad acumulada de un monitor tipo CRT
Ahora viene lo triste :(

Después de terminar esa clase... procedí a no hacer ni un carajo con lo que había aprendido.

Y así, unos meses después resultó que oops, yo no tenía ni idea de cómo reparar de verdad un computador, ya que después de la clase yo nunca desarmé ni 'cachareé' con uno.

Cuando tomé la clase yo tenía la muy delusional (por falta de una palabra equivalente en español) creencia de que leer y cumplir con todo lo que me pidieran en la clase me daría la capacidad de reparar computadores e instalar redes por siempre...

Y obviamente, ya ves que las cosas no eran así.

Así, me di cuenta de que la única forma en que yo podría volverme muy bueno reparando computadores era...

Reparando muchos computadores, y hacerlo con frecuencia.

Casi puedo escuchar la palma de tu mano chocando con tu frente por lo estúpidamente obvio que es esto... pero yo en mi idiota adolescencia no lo sabía.

El punto es que en el aprendizaje de los idiomas (y el aprendizaje de lo que sea, en realidad), hay gente que cree que...
  • Si hacen todo lo que les piden en clases cumplidamente
  • Si completan todas las actividades y trabajos que les pidan
  • Y si aprueban sus exámenes exitosamente
... entonces así lograrán dominar el inglés después de unos 6 años de estudio.

Suena razonable, ¿no?

Pero no es así.

Si tú únicamente te limitas a cumplir con lo que te piden en clase, pero...
  • El resto del tiempo no haces absolutamente ninguna actividad en inglés
  • No aprendes cosas nuevas de inglés por tu cuenta
  • Y no repasas lo que vas aprendiendo en las clases
... entonces jamás dominarás el inglés.

No importa cuantos 'años' pases tomando clases...

(Que la verdad se traducen en solo unos cientos de horas al año.)

... cada vez que termines un ciclo de clases se te habrá olvidado casi todo lo que viste.

Nadie sale dominando el inglés después de completar unos 'años' de clases de idiomas.

Nadie.

Te lo garantizo.

Si conoces a alguien que SÍ pueda funcionar completamente en su idioma extranjero objetivo, como un adulto, después de 5 años de únicamente cumplir con sus clases, y que no haya entrenado su idioma objetivo por fuera de sus actividades académicas requeridas, me lo haces saber porfa.

Lo más probable es que conozcas a personas que son lo contrario:

Personas que han tomado clases de inglés durante años, pero que siguen teniendo un nivel muy mediocre en el idioma.

Gente así cumple diligentemente con lo que les exigen en sus clases, pero no hacen nada más en inglés afuera de ellas.

Si tú estás en la desafortunada posición de estar tomando clases de inglés (u otro idioma), prométeme que no serás una persona así si para ti realmente es importante dominar el inglés.

O mejor aún:

Si está bajo tu control, deja las clases y toma las riendas de tu propio aprendizaje.

Si haces parte de una clase de inglés donde es poco lo nuevo que aprendes cada día, donde muchas veces tienes que hacer actividades que te hacen pensar "Meh, que fastidio", o te ponen a practicar más expresión que lectura y escucha cuando apenas eres principiante en el inglés...

¿Que no sería mejor invertir ese tiempo leyendo, escuchando y descifrando textos, audio y videos interesantes en inglés sobre temas que a TI te gusten, para aprender inglés?

Si tienes la libertad de hacerlo, ¿por qué no salirte de ese sistema de clases, e invertir tu tiempo y dinero con los métodos y materiales que Tú elijas para entrenar tu inglés?

Si dentro de ti valoras el inglés y realmente tienes el deseo de dominarlo, no necesitas profesores respirándote en la nuca ni la angustia a reprobar exámenes para entrenarte diariamente en el inglés.

Tú, por tu propia convicción, harás las actividades diarias que tú decidas hacer para entrenar y mejorar tu inglés.


Las clases presenciales son obsoletas


Yo entiendo que antes de que se diera la revolución informática, la forma más eficiente de transmitir conocimientos era por medio de clases presenciales.

Metes a varios alumnos dentro de un mismo salón, todos escuchan al profesor/a al mismo tiempo, todos siguen el ritmo que determina el currículo (y si te atrasas, ¡de malas y adelántate desgraciado!)...

Y BOOM: Tenemos un sistema de aprendizaje sostenible tanto para alumnos como profesores y dueños de academias, escuelas y universidades.

Bueno... aprendizaje duradero por lo menos para aquellos estudiantes que sí repasaban y practicaban lo aprendido en clase por fuera de ella para no olvidar lo aprendido.

Pero hoy en día, para la gran mayoría de áreas del conocimiento (incluyendo los idiomas, por supuesto), las clases presenciales son obsoletas e innecesarias.

En el año 2016 y más allá, ya no hay razón para que un grupo de personas que quieran aprender algo tengan que desplazarse todos al mismo tiempo a un salón físico de clases, escuchar al profesor en vivo, hacer unas pocas preguntas antes de que acabe el tiempo, y luego desplazarse de regreso a casa.

Si tienes un computador (o teléfono o tableta) con acceso a Internet, tienes acceso a todos los recursos gratuitos y pagos que puedas imaginar para entrenar y mejorar tu inglés:
  • Diccionarios
  • Artículos
  • Video-tutoriales
  • Libros digitales
  • Audio libros
  • Series de TV
  • Películas
  • Un mar prácticamente ilimitado de videos entretenidos, y educativos
  • Sitios web con guías y explicaciones
  • Foros
  • Etc.
Y si no estas acostumbrado a usar el Internet, o no sabes mucho de computación y tecnología, sería una gran inversión en ti mismo/a que aprendas sobre el Internet y que te acostumbres a utilizarlo.

Créeme, lo vale.

El siguiente artículo puede ayudarte con esto:

¿Te atropella la tecnología? La gran importancia de saber usar computadores y el Internet para aprender inglés.


Si te gusta el formato de explicación que tienen las clases, una opción es tomar clases virtuales en vivo como las de Open English (exitoooooo).

Pero igual que con las clases presenciales, tener una clase en vivo con varias personas y un solo maestro es innecesario.

Una opción que personalmente me parece mejor son las toneladas de lecciones de inglés pre-grabadas que puedes encontrar en YouTube, y en ciertos sitios de membresía pagos.

Tú puedes encontrar lecciones así creadas por muchísimos autores diferentes, y puedes ver y repetir cada lección cuantas veces quieras.

No es necesario interrumpir al profesor/a para pedir que repita algo.

Y si tienes alguna duda en una video-lección que hayas visto, puedes intentar aclarar tu duda preguntando en los comentarios del mismo video, o buscar tú mismo/a la respuesta usando Google.

Otra opción para buscar respuestas es registrarte en el foro de WordReference o en Yahoo respuestas, y hacer tu pregunta allí.

Si quieres empezar a practicar tu expresión oral en el inglés puedes usar sitios como iTalki.com o MyLanguageExchange.com para encontrar un compañero de intercambio de idiomas, o un tutor.

Y si quieres enfocarte enteramente en input primero (lo cual es lo que yo te recomiendo), no tienes que preocuparte porque ningún profesor te exija hablar o escribir antes de lo que tú decidas hacerlo.

Finalmente, tal vez sientas que necesites a alguien que te guíe en tu aprendizaje del inglés, alguien que te recomiende materiales y actividades para entrenar tu inglés, y que te ayude a conseguir materiales de tu interés para dicho fin.

Tal vez para ti sea chévere tener a alguien que pueda responder todas tus preguntas sobre el idioma, y que te sugiera actividades para que entrenes tu inglés.

En ese caso lo que buscas es un tutor.

Es posible recibir tutorías gratis de inglés con un compañero de intercambio de idiomas si estás dispuesto a darle tutorías de español a esta persona.

Y si no, puedes contratar a un tutor por Internet en sitios como iTalki o ESLTutor.net.

Un tutor puede hacer el papel de un profesor de inglés personalizado para ti, donde tú tienes muchísimo más control sobre qué materiales quieres usar para aprender inglés, por medio de qué métodos, y sobre qué temas aprender.

No creo que tú vayas a tener sesiones con tu tutor todos los días – aún con un tutor, tú tendrás que hacer la gran mayoría de tu estudio de inglés por tu cuenta.

Así, tu tutor es más bien como un/a guía, o un/a 'coach' de inglés – algo así como tu entrenador/a personal en el idioma.


Conclusión


Ufff, ok... espero haya logrado darte suficientes razones para que no te vayas a meter a una clase presencial de inglés (física o virtual).

Si pensabas pagar por una clase presencial, hay muchos otros recursos pagos que valen mucho más la pena.

Si lo deseas, puedes visitar la Tienda de Productos Premium de Inglesk para darle una mirada a los productos pagos que recomiendo.

O simplemente consulta en Google qué recursos de aprendizaje del inglés puedes usar.

Y si actualmente estás metido en una clase presencial de inglés... considera salirte si puedes hacerlo.

¡Toma las riendas de tu propio aprendizaje, carajo!

Puedes guiar tu proceso de aprendizaje probando mis consejos aquí en Inglesk...

... o los consejos de otros autores como Tom de Antimoon.com, o Robby de EnglishHarmony.com, o los consejos y guías de otros autores que puedas encontrar navegando por Google.

Y si de verdad quieres y deseas dominar el inglés, tendrás el juicio para trabajar en tu inglés cada día, leyendo, escuchando, descifrando...

Hasta que en un futuro no muy lejano puedas hacer algo como leerte toda una publicación del The New York Times como si fuera tu periódico local, y asistir a una conferencia en inglés y entender prácticamente todo lo que dice el orador.

Tú puedes.

Sigue avanzando, ¡y mantén la esperanza!


#Resumen


Ventajas de las clases presenciales de inglés

  • Cuando tienen profesores buenos
  • La 'presión' por cumplir con las actividades, trabajos y exámenes
  • Poder socializar directamente con tus compañeros
  • No tener que preocuparte sobre qué pasos seguir y qué materiales usar para aprender inglés - solo sigue el currículo

Aspectos medianamente problemáticos de las clases presenciales en inglés:

  • A veces los horarios no son tan flexibles
  • Debes estar físicamente donde se dicta la clase
  • Puedes caer en hacer 'cramming' para pasar tus exámenes en vez de repasar frecuentemente

Aspectos muy problemáticos


Debes seguir el currículo de las clases tal como está establecido, así que si algún material / tema / método en el mismo te cae gordo, no puedes decidir no hacerlo, ni puedes decidir hacer algo diferente.

No puedes personalizar el currículo para tus propios gustos y metas.

Si no entrenas tu inglés por fuera de lo que te exigen en clase, las clases solas NO te llevaran a dominar el inglés.


Las clases presenciales son obsoletas


Gracias al Internet puedes acceder a todos los recursos que necesitas (gratuitos y pagos) para entrenar tu inglés, incluyendo compañeros de intercambio de idiomas y tutores (con quienes sí puedes personalizar un 'currículo' si quieres).

Si quieres socialización directa, ¿por qué no reunirte con otros aprendices en un ambiente menos restrictivo que clases?

Usando Facebook y Meetup.com puedes organizar reuniones donde pueden hablar más libremente en inglés, si quieres.

Si tienes todos los recursos que necesitas para aprender inglés por medio del Internet, ¿por qué tener las agallas, tomar control de tu propio aprendizaje, y usar esos recursos?

Si estas en una clase, ¿por qué no salir de ella (si puedes), y dedicar ese tiempo a leer / escuchar / descifrar contenido en inglés que SÍ te agrade / interese / haga reír / guste / excite / etc.?

↓ Tu atención por favor ↓

Si te ha sido útil este artículo / guía en tu aprendizaje del inglés, entonces te pido que por favor invites a tus amigos, familiares y conocidos a que lean este artículo, y/o a que visiten Inglesk.com.

Para compartir este artículo puedes copiar su dirección web (la URL) respectiva, y pegarla en tu muro de Facebook, compartirla en Twitter, enviársela a tus contactos por WhatsApp o por email, etc.

Si fueras tan amable de hacer alguna de estas cosas, eso me ayudaría un montón, y yo te lo agradecería aún más :)