No necesitas estudiar reglas gramaticales para dominar la gramática del inglés

↓ Ir al resumen


Imagina lo siguiente:

Digamos que tú no sabes montar bicicleta.

Y digamos que nunca has tenido acceso a una bicicleta, así que hasta ahora, nunca has tratado de montar una.

Pero joder de los joderes, de verdad que quieres aprender a montar bicicleta.

¡Sería genial y muy útil!

Quieres poder agarrar cualquier cicla y cumplir tus más locas fantasías ciclísticas...

Como desplazarte por los caminos de tu parque local en una mañana de sábado...

Sentir el viento soplando en tu rostro...

Señalar y reírte de los miserables peatones que tienen que poner un pie en frente del otro para poder desplazarse...

Chocar contra un perro desprevenido...

Salir volando...

Aterrizar FIJO en el camino pavimentado en vez del pasto...

Y como no tenías casco porque "solo los bebés usan casco #lolyoloswag360" pues... este...

Escena censurada por exceso de sesos desparramados :)


... parece que esta fantasía dio un giro oscuro O_O


Este... ¡PERO en fin!

Digamos que de cumpleaños te regalan tu primera bicicleta, con casco, cadena de seguridad y todos los súper-accesorios.

¡Que emoción, al fin podrás hacer realidad tus fantasías!

Pero, hmm... nunca has montado bici antes...

Bueno, igual te subes en tu nueva bicicleta e intentas darle una montadita.

¿Que tan difícil puede ser?

Pero no ha pasado ni una milésima de segundo, y...

Pues... te caes.

Por suerte tenías puesto el casco jajaja.

Intentas arrancar en tu cicla unas tres veces más, pero las tres veces no puedes mantener el equilibrio, y te caes otra vez.

Ja, pero estos pequeños fracasos no te desaniman.

Si algo, te animas aún más a aprender a manejar muy bien tu nueva bicicleta.

Bien, ahora te voy a mostrar dos opciones que podrías seguir para aprender a mantener el equilibrio en tu bicicleta, y manejarla muy bien tan pronto como se pueda:


Opción 1


Te compras un gordo manual llamado:

"Cómo montar bicicleta: Teoría y ejercicios aplicados".

Este manual te muestra el nombre de todas las partes de tu bicicleta:

El manubrio, las ruedas, los pedales, la cadena, etc.

En ese manual encuentras varias secciones que describen...
  • Cómo realizar el pedaleo
  • Cómo mantener el equilibrio
  • Cómo encontrar "tu centro de gravedad"
  • Y una sección hasta describe en términos físicos (Fuerza, Masa, Aceleración, etc.) cómo debes mantener el equilibrio mientras pedaleas
Después de estudiar estos conceptos y estar armado de todo ese conocimiento te subes a tu bici para intentar conducirla otra vez...


Opción 2


Simplemente te subes a la bicicleta a intentar mantener el equilibro otra vez, sin leer nada de teoría ni nada de eso.

Y sigues, y sigues, y sigues intentando...


¿Qué opción crees que te dará los mejores resultados?

¿Te suena la Opción 1?

La opción 1 suena tentadora.

El que tiene todo ese conocimiento tiene una ventaja más grande que el que no ha estudiado nada, ¿no?

Así suena en teoría... pero a la hora de la verdad, si intentas aplicar conscientemente todo eso que estudiaste, cuando te subas a la bicicleta vas a terminar pensando algo así como...

"Ok, ahora debo ejercer una presión de 4.27 Pascales encima de cada pedal asegurándome de que estos se eleven unos 12° mientras los piso y debo mantener mi torso paralelo al eje Z de la bicicleta y ahora según los cálculos mentales que hice con mi masa y estatura mi centro de gravedad creo que se encuentra en la..."

... y cuando te des cuenta, ya estarás dándole un besito al piso otra vez.


En cambio, ¡si tomas la opción 2!...

También estarás haciéndole el amor al pavimento el 0.2 segundos, garantizado.

Pero en este caso habrá algo diferente.

Tú no estarás pensando conscientemente sobre cada movimiento que debes hacer para ir hacia adelante y mantener el equilibro.

En su lugar, a punta de ensayo y error irás sintiendo gradualmente qué hacer para mantener tu equilibro.

Esto es algo que ocurre de forma semi-consciente.

Al ensayar, fracasar y corregir tus movimientos y posición corporal, irás agarrando patrones muy sutiles de qué hacer, cómo mover tu cuerpo, y cómo "nivelar tu centro de gravedad", por así decirlo.

Y pronto, después de ensayar y ensayar y ensayar mucho, encontrarás la combinación de patrones, de movimientos que tienes que realizar y posiciones que debes mantener, para mantener tu equilibrio con éxito sobre la bicicleta.

Con la práctica irás adaptando y aplicando esas combinaciones de patrones de forma semi-consciente, y después de mucho intentarlo, finalmente lograrás aprender a montar tu primera bicicleta.

Y lo más genial es que después de montar unas veces más ya no tienes que preocuparte por caerte, ya que en tu memoria muscular (por así decirlo) estará guardado lo que debes hacer para mantener tu equilibrio.


¿Podrías lograr lo mismo siguiendo la opción 1?

Sí, por supuesto.

Pero estar pensando de forma consciente y monitoreada qué movimientos exactos hacer es algo que te dificultará mucho más tu proceso de aprendizaje.

Y a la larga, aprenderás a montar tu bicicleta no por los principios que estudiaste y memorizaste y que estás intentando aplicar conscientemente.

Aprenderás a montar tu bicicleta gracias a los patrones que tu cerebro va adquiriendo por la práctica.

Estos principios de internalizar patrones por medio de ensayo, error y corrección aplican prácticamente para todas las habilidades humanas:

Manejar un automóvil, bailar, actuar, cocinar, y por supuesto...

Entender y usar idiomas.

Puedes ver esta situación pendeja de montar la bicicleta como una alegoría a poder entender y usar el inglés.

Y el estudiar el manual gordo de reglas para montar bici vendría a ser el estudiar reglas gramaticales.


Lo único que necesitas saber acerca de la gramática del inglés


Si a ti si te gusta leer sobre reglas gramaticales, entonces te animo a que leas sobre ellas, siempre y cuando los textos donde leas sobre ellas estén en inglés.

Pero si no te gusta ni interesa estudiar reglas gramaticales, no tienes que hacerlo.

No tienes que aguantarte el estudiarlas si no lo deseas.

Si algo, puede ser útil saber sobre unos pocos términos gramaticales principales:
  • Noun: Sustantivo. Personas, animales o cosas
  • Verb: Verbo. Acciones
  • Adjective: Adjetivo. Cualidades y/o aspectos de las personas, animales o cosas
  • Adverb: Adverbio. Cualidades de los adjetivos, verbos y adverbios
  • Plural: Se escribe igual en español, y se refiere a cuando hay dos o más de algo
Y de hecho, en términos prácticos tampoco necesitas saber el nombre de estos términos, así como no necesitas saber que la cosa que usas para cambiar la dirección de tu bicicleta es el 'Manubrio'.

Por ejemplo, en mi caso, yo no sabía lo que era una Preposición.

Si en un examen sobre gramática del español o del inglés me pidieran que seleccionara las preposiciones en una lista de palabras, reprobaría ese examen.

Sin embargo, puedo entender y usar sin problemas palabras como 'on', 'under', 'below', 'after' y 'at'.

Y todas esas palabras son preposiciones :)

Además de estos términos básicos, no necesitas estudiar ninguna regla gramatical.

Ni una.

Y no importa si estás empezando en el inglés desde ceros o si estás ya en un nivel muy avanzado caso-nativo.

No te preocupes por las reglas gramaticales.

No necesitas estudiarlas.

A continuación te explico porqué esto es así, y cómo aprender la gramática del inglés sin estudiar reglas gramaticales.


Usar un monitor consciente de gramática NO es dominar el inglés


Uno de mis autores favoritos en el campo del aprendizaje de idiomas es el Doctor Stephen D. Krashen, lingüista y profesor emérito de la Universidad de California del Sur.

Basado en sus investigaciones, el profesor Krashen ha planteado diferentes hipótesis que describen cómo funciona la adquisición de idiomas en nosotros los humanos, como:
  • Hipótesis del input comprensible
  • Hipótesis de la adquisición-aprendizaje
  • Hipótesis del filtro afectivo
  • Hipótesis del monitor
La última de este grupo de hipótesis, la hipótesis del monitor, indica que si tienes un conocimiento consciente de las reglas gramaticales del inglés (o cualquier idioma), es posible usarlas conscientemente para producir inglés correcto, ya sea hablado o escrito.

Lo mismo aplica para entender contenido escrito y en audio:

Si sabes las reglas gramaticales correspondientes a lo que estés leyendo o escuchando, es posible utilizarlas para ayudarte a entender ese contenido.

Así que sí, es posible estudiar tantas reglas gramaticales como puedas, y luego intentar recordarlas y aplicarlas correctamente, como si tuvieras un monitor consciente de gramática en tu cerebro (por eso la hipótesis se llama así).

La cosa es que aquellos que dominan el inglés, tanto hablantes nativos como los que hablan inglés como segunda lengua...

No hacen eso de usar motores conscientes de gramática.

Así no es como funciona la cosa.

Pensar conscientemente en gramática no es como ellos saben cómo se dicen bien las cosas en el inglés.


Contenido sobre la gramática, por Stephen Krashen


Antes de proseguir me gustaría compartir contigo la transcripción al español de una parte de esta interesante video-entrevista que se le hizo al doctor Krashen por allá en la época del Principe de Bel-Air y los VHS:


Mi idea original era esta, y yo pensaba que era buen sentido común:

La adquisición nos da nuestra fluidez.

El aprendizaje [directo de reglas gramaticales, etc.] nos da nuestra precisión.

Es una idea atractiva:

Tenemos dos componentes.

Estos hacen dos tipos diferentes de contribuciones.

Claramente queremos ambos.

Queremos que los estudiantes de idiomas hablen fácilmente y fluidamente, pero también queremos que la gramática esté allí.

No queremos a un pichón sin gramática.

Así que lo que pensaba entonces es que necesitamos un programa balanceado.

Dos días a la semana adquisición.

Dos días a la semana aprender [directamente].

Dos días a la semana, conversación.

Dos días a la semana, gramática.

Ahora, esto suena muy justo.

La verdad debe estar en algún término medio.

Tiene una atracción intuitiva.

Desafortunadamente, está equivocada.

De hecho, está totalmente equivocada.

Lo que me han estado diciendo las investigaciones durante los últimos 10+ años, sin importar a donde voltees, sin importar a donde mires, el rol importante está con la adquisición.

La adquisición nos da fluidez Y precisión.

Para el adulto, para el adulto analítico, pensante y amante de la gramática, es por lo menos 95% adquisición.

Tal vez más. Para el niño, es un 100%.

Y también quisiera admitirte esto:

Nadie estaba más decepcionado de descubrir esto que YO.

Como lo mencioné brevemente al inicio de esta discusión, mi trabajo de posgrado fue en gramática.

Mi doctorado fue en gramática.

Ehh, como muchos profesores de idiomas hoy en día, yo amo la gramática.

Mi vida solía revolver alrededor de la gramática.

Mis mejores amigos son gramáticos.

Me encanta discutir clausulas relativas.

El problema es que así no es como ocurre la adquisición de idiomas.

La adquisición de idiomas no ocurre aprendiendo reglas gramaticales, [ni] memorizando listas de vocabulario...

En un artículo en su blog, el doctor Krashen nos cuenta el caso de un chico llamado Daniel Tammet, un joven autista con síndrome del savantismo.

Este joven tiene una memoria biológicamente superior a la de nosotros los meros humanos promedio, y con ella ha logrado proezas como recordar los primeros 22.514 dígitos de π, y poder conversar fluida y correctamente en el idioma islandés con gente nativa después de estudiar el idioma por tan solo 10 días.

En ese artículo, Krashen explica que Daniel usó tanto aprendizaje directo (de las reglas gramaticales del idioma) como adquisición natural, pero que Daniel logró desarrollar un nivel de conversación tan bueno en islandés en tan corto tiempo gracias a sus habilidades especiales.

La memoria prodigiosa de Daniel le permitió memorizar toneladas de reglas y puntos gramaticales del islandés, y además poder recordarlos fácilmente y utilizarlos como monitor consciente a la hora de conversar con nativos.

Luego, algo que se me hizo muy gracioso (pero muy cierto) de esta historia es que Krashen resalta que usar el monitor consciente de reglas gramaticales funciona para gente como Daniel que cuenta con una memoria super-poderosa...

... pero NO para la gente común y promedio como tú y yo.

Básicamente, si gente del común intenta depender de memorizar reglas gramaticales y usar el monitor consciente para verificar las cosas que quieres leer, escuchar y expresar en inglés...

... terminaríamos como robots que corren Windows Vista como sistema operativo.


No seas un "robot gramático"


Imagínate:

Cada vez que te digan algo en inglés te aparece el anillo azul giratorio de "Cargando" en los ojos mientras tratas de recordar las reglas gramaticales correspondientes a lo que la otra persona te dijo.

"Ok, ¿esto es un verbo?

¿En que tiempo está?

¿Si va ahí o antes?

Un momento, ¿este es un gerundio?

Ok, y luego... ¿esto es una clausula relativa?

AHHHHH!"

Antes agradece que no te sale la pantalla azul de la muerte en las pupilas.

Y ni hablar de cuando vayas a decir tu respuesta en inglés a lo que la otra persona te ha dicho.

Ahí no te sale un letrero de "Cargando" en los ojos, sino una de esas barras de carga dañadas que no se llenan y te dejan con completa incertidumbre sobre cuanto tiempo falta para que carguen...

Son de los peor, jajaja.

Mientras tanto, en tu mente piensas, en español, en lo que quieres responder, y desenfrenadamente tratas de recordar las palabras y las reglas gramaticales correspondientes.

"Ok, 'great' iría al final, ¿pero donde es que va el 'these'?

No espérate, es 'that'... y que sigue, ¿'will'?

¿Esa cosa es un verbo?

¿Cómo es que se conjuga eso?

Ahi no, ¡¡¡ AYUDAAAA!!!"

Y después de estar mirando a lo lejos todo ese tiempo, chorreando la baba y tratando de armar la frase "That would be great!", para cuando finalmente la escupes de tu robótico hocico...

... la persona con la que estabas hablando ya se fue.

Y tu quedas todo Forever Alone :(

Mira, estar pensando constantemente en qué movimientos debes realizar para maniobrar tu bicicleta, a muy duras penas se le puede llamar montar bicicleta.

Y de la misma forma, depender de un monitor de gramática consciente en tu mente para entender y comunicarte en el idioma que sea, a muy duras penas se le puede llamar poder entender y hablar en ese idioma.

La idea es que desarrolles un sentido intuitivo de las estructuras gramaticales del inglés, así como tienes un sentido intuitivo de las estructuras gramaticales del español.

Estudiar reglas gramaticales no te ayudará a desarrollar tu sentido natural de gramática en el idioma.


¿Cómo fue que dominaste la gramática del español?


Mira, tu en español no tienes que ponerte a pensar sobre donde se pone el gerundio, cómo conjugar bien un verbo, y cómo se organiza el pretérito pluscuamperfecto ni nada de esas mamadas.

A lo mejor te obligaron a ver esos temas en la escuela, pero hoy en día no te acuerdas de nada de eso que viste... a menos que seas profesor/a de español.

Y mira, a pesar de eso, puedes entender y hablar el español súper-re-bien.

Tú sabes cómo deben decirse las cosas en español, pero no porque estudiaste de forma consciente las reglas gramaticales de nuestra lengua nativa.

Tú sabes de forma intuitiva, subconsciente, qué frases en español están organizadas y expresadas correctamente, y cuales no.

Tú con solo leer o escuchar algo en español puedes sentir si algo está bien o mal en eso que lees o escuchas.

Tú llegaste hasta ese punto de dominio de la gramática del español por medio de input comprensible, aprendiendo palabras muy sencillas cuando estabas bebé, como 'pelota' y 'mamá' y "¡teta! ¡tete!".

Y gradualmente fuiste aprendiendo más del español por medio de libros infantiles, caricaturas en la tele, al interactuar con tus compañeros de escuela y con tus amigos de juego, etc.

Escuchar y leer (y de alguna forma lograr entender) toneladas de contenido en español es lo que desarrolló gradualmente las estructuras gramaticales del español en tu cerebro.

El input comprensible en tu lengua natal es lo que te llevó hasta donde estás ahora, hasta el punto en que puedes leerte todo este artículo sin ningún problema (además del problema de aguantarte mis chistes malos :D)


Ven, y ya que estamos hablando de milanesa con papas... precisamente esa es la razón por la que muchos jóvenes nativos tienen mala ortografía y hasta mala gramática al escribir en su propia lengua nativa:

¡Porque no leen un carajo!


Bueno, ahora...

¿Te imaginas cómo sería si no dominaras el español intuitivamente?

¿Te imaginas lo engorroso y complicado que sería tratar de decir o entender cualquier cosa en español si siempre tuvieses que ponerte a recordar cuales son las reglas gramaticales correctas que debes usar?

Sería imposible... a menos que tuvieses una memoria prodigiosa como la de Daniel.

Si esto es inaceptable para el español, ¿qué te hace pensar que es aceptable para el inglés?

Memorizar y tratar de aplicar reglas gramaticales conscientemente no es dominar el inglés.

Tú podrás dominar el inglés, incluyendo su gramática, de forma casi tan natural como dominas tu lengua nativa, a punta de input comprensible escrito y hablado en inglés.


Bueno, si todo esto es así, ¿cómo se le hace para dominar la gramática del inglés?


Simple:

Por medio del input comprensible.

Disculpa la redundancia, pero esa es la base del aprendizaje de idiomas, la base de la adquisición natural de la pronunciación, el vocabulario y la gramática de cualquier idioma.

Para dominar la gramática correcta del inglés simplemente lee en inglés, escucha en inglés, y descifra todo lo que no entiendas por medio de transcripciones y diccionarios para hacer comprensible esos contenidos.

Haz eso todos los días, como mínimo una o dos horas al día, y en un futuro no muy lejano... ¡voilà!

Podrás entender y producir una frase como "I live en Toronto, which has an amazing mall network underground!" sin saber que son las tales clausulas relativas.


Algo que te recomiendo que hagas cuando descifres contenido en inglés es lo siguiente:

Si vas a consultar una palabra en tu diccionario, antes de que pases a la oración siguiente (o una vez hayas leído por ahí 10 palabras) para, y dale una mirada a la oración / frase donde estaba la palabra que tuviste que buscar.

Mira y analiza el orden de las palabras allí, y verifica si entiendes lo que quiere decir esa oración o frase.

A esto se le conoce como el método de Pausar y Pensar, y te ayuda a desarrollar tu sentido de gramática correcta en inglés.

Si eres principiante en el inglés (o hasta intermedio), descifrar textos que tengan una traducción correspondiente al español te da una gran ventaja:

Cuando vas a analizar la oración o frase para ver si SÍ entiendes lo que quiere decir, puedes ver su traducción en español para verificar si SÍ entendiste bien la oración en inglés o no.

Hacer esto te ayuda a cementar mejor en tu cabeza el vocabulario y estructuras gramaticales en esas oraciones o frases que verifiques.

Finalmente, aunque no es necesario memorizar reglas gramaticales, ciertas guías gramaticales pueden ser útiles por los ejemplos que puedes encontrar en ellas.

Algunas estructuras gramaticales suelen ser poco comunes, o le causan problema hasta a los mismos nativos.

Por eso, consultar ejemplos en guías así de vez en cuando es buena idea.


Conclusión


Para finalizar...

¡¡NO necesitas memorizar reglas gramaticales!!

¡¡Ahhhhhhhhhhhh!!

Grábate eso.

No te preocupes por estudiar reglas gramaticales.

No. Te. Preocupes.

Mientras leas, escuches y descifres contenido en inglés estarás bien.

No tengas miedo de que no vayas a aprender el idioma, o que lo vayas a aprender mal solo por que no estás estudiando esas reglas directamente.

Recuerda que tú aprendiste el español sin memorizar reglas de gramática, y así mismo puedes aprender el inglés, y el idioma que tu quieras.

Toneladas de casos soportan las hipótesis de Krashen... y la verdad, no entiendo como a estas alturas no pasan a llamarse teorías esas hipótesis, como la teoría de la gravedad.

Siendo así, ponte a leer en inglés, a escuchar, a buscar lo que no entiendas, y sigue progresando... ¡y mantén la esperanza!


#Resumen


Para dominar las estructuras gramaticales del inglés NO necesitas estudiar sus reglas gramaticales respectivas.

Depender de poder recordar esas reglas a la hora de tratar de hablar o entender algo en inglés, como usando un monitor mental de gramática, es totalmente impráctico si tu meta es alcanzar maestría natural en el idioma.

Lo que produce que adquieras naturalmente la gramática del inglés, como lo hiciste con la gramática del español, es el input comprensible en el idioma.

Lee, escucha y descifra contenido en inglés, pon atención al orden de las palabras en cada oración o frase que leas, verifica si entiendes lo que esa oración o frase quiere decir, y así irás desarrollando tu sentido natural de gramática.

↓ Tu atención por favor ↓

Si te ha sido útil este artículo / guía en tu aprendizaje del inglés, entonces te pido que por favor invites a tus amigos, familiares y conocidos a que lean este artículo, y/o a que visiten Inglesk.com.

Para compartir este artículo puedes copiar su dirección web (la URL) respectiva, y pegarla en tu muro de Facebook, compartirla en Twitter, enviársela a tus contactos por WhatsApp o por email, etc.

Si fueras tan amable de hacer alguna de estas cosas, eso me ayudaría un montón, y yo te lo agradecería aún más :)

↩ Regresar a la Tabla de Contenidos