Cómo aprender y repasar efectivamente el hiragana y katakana

↓ Ir al resumen


Una clarificación para quienes quieren aprender bopomofo


Si estás aprendiendo chino mandarín en vez de japonés, y estás interesado en aprender el sistema fonético zhuyin / bopomofo, puedes aplicar los consejos principales que encontrarás en este artículo (como usar memoria imaginativa y Sistemas de Repetición Espaciada) para ayudarte a aprender el bopomofo efectivamente y rápidamente.

Hace tiempo me encontré una guía genial (en inglés) para aprender bopomofo, la cual incluye varias imágenes nemotécnicas para cada caracter.

Puedes encontrar dicha guía en la página siguiente:

Bopomofo Mnemonic Worksheets for Children (haz clic en el enlace que dice "the entire collection of PDF worksheets".)

Dale una mirada a esta guía, y aplica con ella lo que aprendas en este artículo para aprender muy bien el bopomofo.


Introducción


¡Saludos querido/a aprendiz del japonés!

Como probablemente sabes, uno de los primeros pasos en tu proceso de aprender este idioma es aprender los silabarios japoneses, conocidos como el hiragana y katakana.

Si para ti es importante poder realizar diferentes tareas que requieran leer en japonés, como leer textos en el idioma, o usar diccionarios en japonés efectivamente, entonces dominar el kana es indispensable.

Aprender estos símbolos desde ceros no tiene que ser terriblemente difícil.

En este artículo comparto contigo lo que en mi opinión y experiencia es la mejor forma de dominar los silabarios japoneses, de tal forma que te tome el menor tiempo posible aprender cada caracter, y de tal forma que en realidad recuerdes cada uno de esos caracteres a largo plazo.

Primero que todo, si no estás familiarizado con qué son el hiragana y el katakana exactamente, te invito a ver el siguiente video que explica estos sistemas de escritura japoneses:

Curso de Japonés - S1 - Tipos de escritura

Si tú ya estás familiarizado/a con cómo funcionan los sistemas de escritura en el japonés, puedes saltarte el video anterior.


La forma en que la mayoría de personas aprenden el kana:
El inefectivo proceso de 'taladrar' caracteres


Cuando aquellos que recién empiezan a aprender japonés se inician en el aprendizaje del kana, la mayoría del tiempo estas personas siguen un proceso al que me gusta referirme como 'taladrar' caracteres.

Este proceso de taladrar´' involucra hacer planas en papel de cada caracter en japonés mientras repites sus pronunciaciones respectivas en tu cabeza una y otra y otra y otra vez.

La idea de este proceso es 'taladrar' dichos símbolos japoneses en papel hasta que su imagen quede permanentemente taladrada en tu cerebro…

… y que termines repitiendo el mantra "a,i,u,e,o – ka,ki,ku,ke,ko…", hasta llegar a la "n", hasta que lo escuches dentro de tu cabeza incluso mientras duermes.

Para mi, esta es una forma de aprender el kana (y también los kanji) basada en la fuerza bruta, por así decirlo.

Este método de aprendizaje basado en "fuerza bruta" es lo que la mayoría de aprendices hacen para intentar aprender los caracteres, y a primera vista, este proceso parece la forma más directa de lograrlo.

De hecho, la mayoría de estudiantes tienen éxito siguiendo este método de taladrar caracteres - yo mismo tuve éxito siguiendo este método cuando empecé a aprender el kana hace años.

Y después de un par de meses de taladrar hasta la madre el hiragana y katakana, estos aprendices finalmente logran recordar cada caracter y sus combinaciones especiales.


Pero existe un problema:

La cosa es que estos aprendices también empiezan a olvidar cada uno de los caracteres que taladraron, uno por uno, a medida que pasa el tiempo.

Esto fuerza a estas personas a seguir taladrando como locos solo para mantener esos caracteres en sus memorias.

¿Suena divertido?

Seguro… como una úlcera.

Como lo mencioné antes, puede que taladrar parezca la forma más directa de aprender cualquier sistema de escritura nuevo…

Sin embargo, solo porque este método sea tan popular y tan usado no significa que no haya alternativas mejores.

Como verás en este artículo, hay métodos y herramientas mucho más efectivas disponibles para aprender los caracteres japoneses.

Además, estos métodos y herramientas pueden ayudarte a aprender el kana mucho más rápido, además de ayudarte a recordar cada caracter más fuertemente a largo plazo.

Los métodos y herramientas que compartiré contigo son los que yo usaría si necesitara aprender el hiragana y katakana desde ceros nuevamente.

Pero aún así, estas herramientas no son una llave mágica – tú de todas formas tendrás que invertir el tiempo necesario para llevar a cabo tu aprendizaje, necesitarás un poco de creatividad, y también necesitarás ser constante con tus repasos.

Dicho esto, yo de verdad creo que si sigues estos consejos…
  • Aprenderás todo el kana en tiempo récord
  • Lo recordarás muy bien
  • Y además, puede que el proceso de aprendizaje sea algo divertido para ti

¡Usa el poder de la memoria imaginativa!


Como lo mencioné antes, la mayoría de personas aprendiendo japonés dependen de la memorización visual a fuerza bruta para aprender el kana y los kanji, lo cual generalmente conlleva a un camino de frustración, cantidades masivas de tiempo perdido, y poca retención de la información estudiada.

Tristemente, este es el camino que siguen la mayoría de aprendices, ya que no conocen formas más efectivas de hacer las cosas.

El camino de aprender los diferentes caracteres japoneses puede reducirse significativamente, e inclusive hacerse un poco más divertido, si usamos nuestra memoria imaginativa en vez de solo nuestra memoria visual para recordar cada nuevo caracter.

¿Cómo hacemos esto?

Es simple, pero muy efectivo:

En vez de intentar recordar la forma y pronunciación de cada símbolo del kana por medio de taladrar repetidamente cada caracter, tú interrelacionas ambos elementos (la forma y sonido del caracter) con algo más que te ayude a recordar estos componentes.

Tanto la pronunciación y figura de cada caracter pueden ser conectadas mentalmente a un pictograma, una historia, o un concepto.

Mientras mayor sea el impacto que la historia y/o pictograma tengan en ti (es loca, muy chistosa, rara, irónica, XXX, etc.), más fácil será que el caracter se mantenga en tu memoria, y más fácil será que recuerdes el caracter asociado a esa historia y/o pictograma en el futuro.

Permíteme mostrarte algunos ejemplos:


Nota: Los siguientes enlaces azules son enlaces de afiliación.

Por lo tanto, si entras a alguno de los siguientes enlaces y compras algo en la página a la que llegues, yo me gano una comisión.


Primero, quiero mostrarte algunos ejemplos que aparecen en el libro Kana Pict-O-Graphix.

Para verlos, haz lo siguiente:
Una vez estés ubicado en la página 13, en este ejemplo vemos como el hiragana 'u' puede ser representado como un jugador de baseball al que le han dado en el estómago con la bola, doblado por el golpe, y soltando un Uhh!´', lo cual suena como la pronunciación del caracter respectivo.

Como puedes ver, es mucho más fácil recordar 'う (u)' como un jugador de béisbol soltando un 'Uhh!', que tratar de recordarlo como… un trazo curvo todo raro con una gota encima.

Para ver otro ejemplo, ve a la página 12 en la vista previa de ese mismo libro.

Allí verás como el katakana 'イ (i)' más o menos se parece a un águila (eagle) quieta.

Al asociar la 'イ' con "eagle" recordamos tanto cómo debería verse el caracter (un águila parada), y cómo pronunciarlo (la 'ea' en 'eagle').

(Otra forma de verlo, más apta para los hispanohablantes, es notar que la 'イ' se parece mucho a nuestra 'i' en el español, solo que el punto de encima de convierte en un trazo curvo.)


Para implementar esta idea de usar "nemotécnicas" puedes usar tu propia imaginación para crear pictogramas e historias para cada caracter con el que te encuentres.

Pero en mi opinión, es preferible seguir un recurso con pictogramas e historias pre-creados por otras personas, como un libro o sitio web sobre eso.

Con un recurso así puedes relajarte y simplemente aprender los pictogramas / historias presentadas por el autor, o también puedes usarlas como inspiración para crear tus propios pictogramas / historias.

Hay muchos recursos (como sitios web gratuitos y pagos, libros de trabajo, etc.) para aprender el kana, pero en mi experiencia, la gran mayoría de ellos no implementan ningún tipo de pictogramas o historias para ayudarte a memorizar los caracteres.

La mayoría de recursos para aprender el kana están basados en el modelo de memorización a fuerza bruta que ya mencioné.

Afortunadamente, existen algunos recursos que sí implementan el uso de pictogramas e historias para enseñarte el hiragana y katakana.

Uno de mis recursos favoritos es el libro Japanese Hiragana & Katakana for Beginners por Timothy Stout.

Si solo consigues un recurso para aprender el kana, consigue este libro.


Japanese Hiragana & Katakana for Beginners


Este libro en inglés tiene todo lo que necesitas para aprender el kana, y debería ser suficiente para que aprendas todo lo que necesitas sobre este silabario.

Sin embargo, si aún estás atascado con algunos caracteres y necesitas más inspiración para crear tus historias mnemotécnicas, entonces podrías intentar complementar el libro anterior con libros similares que también implementen pictogramas.

Libros como Kana Pict-o-Graphix y Dr. Moku pueden ayudarte con esto.

Por otro lado, si deseas seguir un método menos pictográfico y más orientado a las historias, entonces te recomiendo el libro Remembering the Kana, escrito por el profesor James Heisig.

→ Puedes comprar Japanese Hiragana & Katakana for Beginners en formato digital Kindle, aquí


Cómo practicar el hirgana y el katakana


Ahora, digamos que has decidido intentar este método y conseguiste el libro anterior, y tal vez alguno de los otros libros recomendados.

Una vez tengas el libro en tus manos te recomendaría apartar un par de días para completar todo el libro.

Si te enfocas de verdad puedes terminar el libro completo en menos de un fin de semana, o si quieres ir más despacio puedes espaciar tu aprendizaje durante la semana siguiente.

Sigue el libro, mira cada caracter, y escribe cada caracter en papel, o en una aplicación de dibujo en tu tablet / smartphone, por ahí un par de veces.

Esto es para acostumbrarte a cómo se escriben los caracteres.

Una vez completes todo el libro, lo que tienes que hacer es asegurarte de que todos esos caracteres que has aprendido NO se escapen de tu cerebro.

Usar pictogramas e historias ayudan mucho con la memorización, pero tú aún necesitarás practicar consistentemente lo que has aprendido para que nunca se te olvide.

Pero cómo deberías practicar, ¿exactamente?

Tal vez estés pensando en… ¿leer y re-leer tu lista de kana todos los días, y luego taladrar los caracteres un montononón de veces a mano?

Bueno, eso, o tal vez repasar usando un mazo de tarjetas flash re-costoso que pudiste haber hecho a mano tu mismo… o algo así.

Pues te cuento que existen mejores opciones que esas.

Gracias a la tecnología moderna y al trabajo de investigadores como Piotr Wozniak (creador del software SuperMemo), ahora contamos con herramientas de software especiales que podemos usar para repasar montones de información en intervalos espaciados, de tal forma que solo repasemos lo que necesitamos en el momento preciso – ni muy pronto ni muy tarde.

A ese tipo de software se le llaman Sistemas de Repetición Espaciada, o SRS por sus siglas en inglés.

Un Sistema de Repetición Espaciada funciona de forma muy similar a como funciona un programa de tarjetas flash:

Se te presenta una pregunta, escribes tu respuesta en algún lado, o respondes en tu cabeza, y luego 'giras' la tarjeta virtual para verificar si tu respuesta es correcta.

Aquí, la diferencia es que una vez 'giras' la tarjeta tienes que calificarte a ti mismo respecto a que tan fácil o difícil fue responder la pregunta.

Mientras más alta la calificación que te des, más tarde tendrás que repasar la misma pregunta.

Y mientras menor sea la calificación, más temprano tendrás que confrontar esa misma pregunta nuevamente.

Así que primero, usar un SRS te salva de tener que estar cargando un mazo físico de tarjetas flash con los símbolos del kana, y tener que taladrar tanto que te duela la mano.

Además, usar un SRS es mucho más efectivo que usar programas de flashcards normales, ya que un SRS programa inteligentemente el mejor tiempo de repaso para cada elemento en tu mazo virtual.

Algunas aplicaciones tipo SRS son pagas (como SuperMemo), y algunas otras son de código libre y de uso gratuito.

Mi aplicación de SRS gratuita favorita se llama Anki.

Esta es la herramienta número uno que recomiendo para repasar tanto el kana como el kanji.

Anki está disponible como una aplicación de escritorio (para Windows, Mac y Linux), como app para Android (el app se llama AnkiDroid), como app pago para el iPhone, y también está disponible como servicio online (el cual es gratis y puede sincronizarse con todas las versiones anteriores).

Si quieres probar tu mismo esta herramienta para tus repasos del kana, entonces descarga la versión de escritorio de Anki en la página siguiente:

Descarga AnkiSRS aquí.

También recuerda leer el manual del usuario, donde encontrarás documentación y video-tutoriales que te muestran cómo usar Anki.

Una vez descargues e instales Anki, experimenta un poco con el programa.

Lee algo de la documentación, mira los tutoriales en video, crea un mazo de prueba si quieres, y pues en general 'cacharrea' un poco con el programa para acostumbrarte a usarlo.

Aprende cómo suspender / des-suspender tarjetas en un mazo, y también aprende a instalar mazos descargados de la lista de Mazos Compartidos de Anki.

Familiarízate con Anki antes de usarlo para repasar el kana.


Una vez te sientas cómodo usando Anki, necesitarás descargar un mazo de kana para tus repasos.

Para hacer esto entra a la lista de Mazos Compartidos de Anki, y busca el término "japanese kana".

Sugiero que busques un mazo llamado "Japanese Kana + Extension".

Cuando entres a la página de ese mazo, haz clic en 'Info', desplázate hacia abajo, y haz clic en 'Download'.

Una vez el archivo .apkg respectivo haya sido descargado, hazle doble-click.

Anki te preguntará si quieres añadirlo a tu colección, o reemplazarlo.

Selecciona 'Añadir'.

Aparecerá una ventana diciendo que las tarjetas han sido importadas.

Cierra esa ventana emergente, y listo:

Tu nuevo mazo debería aparecer en la pantalla principal.

Una vez tengas tu mazo listo, ¡es hora de empezar a repasar!

Creo que 15 minutos al día para hacer tus repasos debería ser más que suficiente.

Cada vez que se te presente una pronunciación en roumaji, trata de recordar su caracter relacionado pensando en su pictograma e historia nemotécnica.

Además, escribe el caracter solo un par de veces antes de responder.

Luego gira tu tarjeta virtual, mira a ver cómo te fue, date a ti mismo una calificación apropiada, y luego pasa a la tarjeta siguiente.

Cada vez que se te presente solo un caracter, haz lo mismo, pero en reversa:

Intenta recordar la pronunciación del caracter que estás viendo pensando sobre su pictograma e historia nemotécnicas.

Escribe el caracter un par de veces también (en papel o en tu tablet / teléfono).

Luego gira la carta, califícate, y repasa la carta siguiente.

Algunos símbolos del kana serán fáciles de recordar para ti, mientras que otros serán más difíciles de recordar.

No te frustres si fallas en recordar muchos de los caracteres que has estudiado.

Ten en cuenta que, irónicamente, mientras más falles en reconocer un cierto caracter, eso hará que lo tengas que repasar más, lo que resultará en que sea más fácil dominar pronto a ese caracter escurridizo.


Ejercicio extra: ¡Exponte a los caracteres japoneses!


Usar memoria imaginativa y Anki para repasar el kana es genial, pero al final del día tú estás aprendiendo todos esos símbolos para poder leer materiales reales y nativos en japonés.

Para lograr esto es bueno que acostumbres a tu cerebro a ver caracteres japoneses tan frecuentemente como puedas.

Así que una vez estés haciendo tus repasos en Anki consistentemente, te recomiendo empezar a mirar el hiragana y katakana (y kanji también) justo como aparecen en materiales nativos.

Lo que quiero decir es que cada día, durante unos momentos, deberías intentar enfocar tus ojos en piezas escritas en texto totalmente en japonés, como periódicos, manga, artículos en blogs, sitios web, libros, etc.

Solo escanear con tus ojos esas largas lineas de caracteres en japonés repletas de kanji, kana y un poco de roumaji aquí y allá te ayuda a acostumbrarte a ver textos en japonés, y a entrenarte a no mirar hacia otro lado cuando te encuentras trozos de texto en japonés.

Tú puedes incrementar tu exposición a los caracteres japoneses haciendo cosas como:
  • Cambiar tu fondo de escritorio en tu computador por uno que tenga muchos caracteres en japonés
  • Tomar artículos de periódico, o imprimir artículos de blog en japonés, y pegarlos en tus paredes
  • Cambiar la interfaz de los dispositivos que usas, a japonés
  • Jugar juegos flash o móviles que involucren practicar el kana de laguna forma
  • En resumen, hacer lo que sea que te ayude a aumentar tu exposición pasiva a los caracteres japoneses
En esta etapa no entenderás nada de los textos en japonés que estés 'escaneando' con tus ojos.

Sin embargo, tener esta clase de exposición a los caracteres ayuda a acostumbrarte a verlos de frente en vez de mandar tus ojos hacia otro lado cuando los veas.

¡Al principio pasa!

Hacer esto también va construyendo en tu cerebro un vago sentido de cómo se organiza el japonés escrito.

Este "sentido intuitivo" se empezará a desarrollar mucho más una vez domines los kanji, y empieces a aprender vocabulario en japonés.

Finalmente, dicho todo eso… este tipo de "exposición pasiva" a textos en japonés es opcional.

Si quieres, puedes enfocarte únicamente en el aprendizaje activo del idioma, y no hacer nada de exposición pasiva.

Será difícil acostumbrarte a ver texto en japonés y escuchar audios en japonés activamente, pero con práctica se irá haciendo más fácil para ti, y con el tiempo irás aprendiendo el idioma.


Una gran guía para tu aprendizaje del japonés:
Master Japanese


Como lo discuto en este artículo, me parece que hoy en día es mucho más efectivo aprender idiomas de forma auto-dirigida que intentar hacerlo tomando clases presenciales.

Si tú llegas a tomar la decisión de aprender japonés por tu propia cuenta, puede ser un poco abrumador pensar sobre cómo lograrlo exactamente.

¿En que deberías trabajar primero?

¿Y cómo?

¿Qué tipo de recursos deberías utilizar para aprender japonés?

¿Deberías pedirle ayuda a un tutor de una vez?

Si eres un aprendiz serio del japonés, y quieres encontrar respuesta a estas preguntas y más, entonces te recomiendo mucho que consigas la guía digital Master Japanese.

Esta guía es un recurso en inglés muy, muy completo sobre cómo aprender japonés de forma independiente, efectiva, ¡y hasta divertida!

Si quieres aprender más sobre esta guía en inglés, te invito a hacer clic en la imagen o botón azul que encontrarás a continuación:

Nota: La siguiente enlaces son enlaces de afiliación.

Esto significa que si sigues cualquiera de estos enlaces y compras un producto en la página a donde llegues, yo gano una comisión.


¡Haz clic aquí para comprar el paquete completo de Master Japanese!


¡Gracias por leer este artículo!

Honestamente espero que te haya parecido útil para tu aprendizaje del japonés.

¡Éxitos! :)


#Resumen


Nota: Si estás aprendiendo bopomofo, los consejos en este resumen igual pueden serte útiles.

Léelos, descarga esta guía memotécnica del bopomofo, y aplica los consejos que aprenderás aquí.

- - -

La mayoría de personas aprenden el kana taladrando - es decir, hacer planas de cada caracter una y otra vez mientras piensas en su pronunciación, con la esperanza de que tanto la escritura como pronunciación de cada caracter se mantendrán en tu memoria.

La mayoría de personas tienen éxito aprendiendo el kana así, pero el proceso es lento y un poco doloroso.

Puedes aprender el kana mucho más rápido y efectivamente si usas tu memoria imaginativa para aprender los caracteres, y un Sistema de Repetición Espaciada para repasar lo que has aprendido.


Cómo usar memoria imaginativa


En vez de intentar aprender la forma y pronunciación de cada caracter por fuerza bruta, usa tu imaginación para crear pictogramas e historias mnemotécnicas que conecten la forma del caracter con su pronunciación.

Mientras más locos y sobresalientes sean los pictogramas e historias nemotécnicas que crees, mejor.

Hay muchos recursos en Internet para aprender el kana, pero casi ninguno de ellos implementan pictogramas / historias.

Tú puedes intentar crear pictogramas / historias tú mismo si quieres...

Pero, yo recomendaría conseguir un libro como Japanese Hiragana & Katakana for Beginners por Timothy Stout, y completarlo para aprender el kana.

Recomiendo este libro porque incluye pictogramas e historias nemotécnicas para ayudarte a aprender con mayor eficiencia.


Cómo repasar


Descarga Anki, aprende a usarlo, descarga un mazo de kana de la lista de Mazos Compartidos, y usa esta aplicación para repasar lo que has aprendido por medio del libro anterior (o por tu cuenta).

Sé consistente con tus repasos.

Opcional:

Ten más exposición hacia texto con kana y kanji (como manga, artículos en blogs, libros, etc. en puro japonés) para acostumbrarte a ver texto en japonés, inclusive si no entiendes aún lo que estás viendo.


Ahora que tienes este conocimiento, ¡aplícalo a tu aprendizaje del kana en vez de no hacer nada con él!

Si quieres más información sobre cómo aprender el resto del idioma japonés te recomiendo mirar la guía digital Master Japanese haciendo clic en el enlace de abajo:

Nota: El siguiente es un enlace de afiliación. Si compras algo por medio de él, me gano una comisión.

¡Haz clic aquí para comprar el paquete completo de Master Japanese!

↓ Tu atención por favor ↓

Si te ha sido útil este artículo / guía en tu aprendizaje del inglés, entonces te pido que por favor invites a tus amigos, familiares y conocidos a que lean este artículo, y/o a que visiten Inglesk.com.

Para compartir este artículo puedes copiar su dirección web (la URL) respectiva, y pegarla en tu muro de Facebook, compartirla en Twitter, enviársela a tus contactos por WhatsApp o por email, etc.

Si fueras tan amable de hacer alguna de estas cosas, eso me ayudaría un montón, y yo te lo agradecería aún más :)